"Alberto lleva tu la bandera blanca..."

"Alberto lleva tu la bandera blanca..." es lo que podría haberle dicho a Ruiz-Gallardon Mariano Rajoy a sabiendas que los que estaban enfrente no iban a hacer prisioneros. Siempre se ha dicho que el alcalde de Madrid es una persona muy inteligente. Pero en este caso ha demostrado que o bien es mas de lo que piensa todo el mundo, o quizá este sobrevalorado.

	Obviamente el iniciar el discurso en el ultimo congreso del Partido Popular fue una manzana envenenada que le dio el nuevo líder del PP. Eso abriría según todo parece indicar  la veda para la caza al "revisionista" y permitiría a las figuras pujantes del partido reafirmarse en la ortodoxia del señor Aznar como se vio en las sesiones posteriores del magno evento.

	Muchos de los afiliados del partido que no de los votantes, le ven al señor Gallardon como una "rara avis". Muchos le sitúan demasiado a la izquierda y para otros analistas políticos no responde mas que al populismo democrático (según se vio el pasado día 8 en la minitertulia del Tele5).

	Según los medios de comunicación, en la famosa cena entre el alcalde, la presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid y la mano derecha de don Alberto, podemos interpretar que como decían los antiguos espartanos "Con mi escudo o sobre el". Es decir, que ya están preparando el sepelio y la lapida (política se entiende) de don Alberto. A nuestro modo de ver Ruiz – Gallardon no tiene muchas salidas:
A)	Renunciar a que su lugarteniente intente asaltar la presidencia del partido en Madrid esperando la benevolencia de la "Nomenclatura" popular.
B)	Obtener la cúspide madrileña y utilizarla de la forma mas conveniente para él.
C)	Aceptar el fracaso y resignarse a intentar permanecer como alcalde perpetua hasta que sus compañeros le defenestren.
D)	Salir del PP y formar su propio partido político corriendo los riesgos de Conde, Gil o el amago de Pimentel.

Sea cual sea el resultado del congreso matritense junto con el resto de los regionales, el PP esta entrando en una dinámica muy peligrosa. No podemos olvidar que desde la salida de Felipe González hasta la llegada de Rodríguez Zapatero, el PSOE sufrió muchas convulsiones internas mas o menos conocidas. Creemos que Rajoy tiene una muy larga travesía por los "Océanos de Fuego" que quizás haga que se quede en el camino.

Si hemos de ser coherentes, debemos exigir al PP lo mismo que se exigió en su día al PSOE (y que aun se le exige cuando habla algún dirigente local). Si el PSOE no tiene modelo de estado por las diversidades de opiniones dentro de esa casa, el PP corre el riesgo de dar esa misma impresión, mas aun con los "elogios" que se están soltando en diversas comunidades autónomas miembros del PP.  Sinceramente, don Mariano a quien la Historia le había elegido ser el sucesor designado, quizá pase como Mariano el Breve.

Lo que si es cierto, es que la estrella, al menos momentáneamente, de don Alberto se apaga dentro del PP. Quizás sea la primera que se apague dentro de una serie de figuras dentro del partido que aspiraban a hacerse con el control de este. Si esto se cumple, estaríamos ante un proceso de selección Darwinista, mientras que algunos casi defienden que deberíamos volver a un modelo donde la religión sea lo primero y la ciencia este al nivel previo a Darwin.


Saludos