16 de Octubre, 2004


Las derrotas avivan el ingenio

En la reunión de la dirección provincial del PP esta semana se ha visto un ambiente muy hostil hacia la supuesta deriva a la izquierda de Don Alberto. Pero no nos interesa el enfrentamiento ideológico o doctrinario legitimo que se puede dar dentro de un partido, sino una vertiente más oscura y menos deseable que se dio en las horas previas a dicha reunión.

Me refiero a un famoso mensaje sms que se difundió y en el cual se identificaba con el mismo objetivo a don Alberto, al Grupo PRISA y al PSOE, como en los famosos contubernios a los que aludía el “Caudillo”, cuyo objetivo final seria destruir por dentro al PP y por tanto permitir todos los males que trae el PSOE como serian:
- La destrucción de España como nación.
- El dominio del país por parte de grupos de homosexuales.
- La destrucción de nuestra común herencia cristiana por los ateos entre otras lindezas.

Mas o menos las mismas ideas que según el señor ex – ministro de Interior, rompieron a España en el 36.

Pero lo mejor de todo, fue como difundieron esa idea, claramente mediatizada y dirigida para desprestigiar la figura del alcalde: a través de mensajes sms. Se ve que las derrotas avivan el ingenio. Pensé que ese sistema de agitación popular solo era utilizado por las “masas de izquierdistas, rojos trasnochados y rompedores de la unidad de España” que posiblemente pensó mas de uno en la tarde noche del 13 de marzo.

Sin embargo, alguien ha visto que puede ser un buen método para movilizar personas, desprestigiar figuras y hacer campaña. Que pena que te permitan en un único mensaje tan pocos caracteres.

Espero que cuando los responsables, que no creo que sea un grupo mayoritario ni dentro del PP ni de la sociedad española, sean los que reciban o en su defecto los intereses o ideas que ellos defiendan, reciban una campaña similar no pidan el control y la intervención por parte de la justicia de los sms.

Saludos.

PEREZ REVERTE Y SU NUEVA NOVELA : CABO TRAFALGAR(4)

Noticia de ultima hora. Hoy sale Don Arturo en Informe Semanal. Seguro que es un reportaje muy interesante y recomendable.

Saludos a todos

Sobre el Parlamentarismo

Semanas antes del inicio de la Guerra de Irak, gran parte de la sociedad española se movilizo contra la inminente "contienda" de una forma u otra, bien a través de manifestaciones pacificas, bien a través de la participación de encuestas, bien por acciones vandálicas de unos pocos que manchaban las demás acciones (en muchos casos se llego a hablar de la presencia de "agentes provocadores") etc.

En esos momentos, aproximadamente el 90% de la sociedad española estabamos en contra de la guerra. De ser cierto este porcentaje, muchos votantes del PP estarían dentro de esta inmensa mayoría. Ante esta posición casi mayoritaria contra la guerra, todos los grupos de la oposición exigían al gobierno del PP, que modificaran sus posturas de apoyo a la opción bélica, escuchando el clamor popular. El gobierno, legítimamente a nuestro modo de ver, decidió al contar con la mayoría del arco parlamentario, enrocarse en sus posiciones, alegando que ellos tenían el respaldo electoral y por tanto la confianza de este, por lo que no modificaría sus posiciones. Obviamente las fuerzas de la oposición criticaron este empecinamiento del gobierno, alegando que las protestas populares tenían la verdadera Soberanía Nacional, la cual por tanto no estaría en el Congreso de los Diputados. Por tanto, se criticaba los argumentos esgrimidos por el gobierno para decidir el apoyo a EE.UU. y a su política, el envió posterior de tropas a Irak, etc. alegando que el gobierno tenia que escuchar al pueblo, por lo nos darían a entender que el "verdadero" parlamento de la Nación estaría en la calle y no en la Carrera de San Jerónimo.

Curiosamente, las posiciones del PSOE en este sentido parece que se han visto modificadas desde que son ellos el Gobierno y no el PP. El pasado día 22 de Septiembre el ministro Montilla dijo la siguiente frase: " "gobernar es competencia del Ejecutivo"(Montilla dixit según recoge El Mundo en su seccion Elmundodinero (http://elmundodinero.elmundo.es/mundodinero/2004/09/22/Noti20040922192327.html).

Lo que hace año y medio era secuestrar la soberanía nacional ahora parece que es la función del gobierno, teniendo mucho menos respaldo electoral que el anterior gobierno y necesitando el apoyo legitimo de terceras fuerzas políticas para llevar su acción de gobierno adelante.

El PP hizo una acción de gobierno legitima electoralmente ya que tenia el apoyo mayoritario del Congreso. Pero a pesar de este, ningún gobierno debe ser ajeno a los intereses de la sociedad, ya que ellos deberían ser nuestros empleados para redistribuir los recursos del estado de la forma en que mejor beneficien a todos y de defender los intereses del país, que no es un ente abstracto y sí mas de cuarenta millones de habitantes. Por tanto, el gobierno que piense que por tener mas diputados no debe escuchar al Pueblo esta muy equivocado.

Si es cierto que quien tiene que gobernar es el ejecutivo. Eso es una obviedad. Pero quien tiene que controlar al gobierno es el Congreso de los Diputados, como representación de la Soberanía Nacional que se manifiesta a través de las elecciones democráticas. Eso no lo debe olvidar ningún gobierno. Sus señorías son los que tienen que hacer las Leyes y controlar la acción del gobierno. A eso se le llama Separación de Poderes señor Montilla.

Lo que no podemos pretender, siendo coherentes obviamente, es que el gobierno del PP no pudiera apoyar una opción política determinada teniendo el apoyo mayoritario del parlamento y que el gobierno del PSOE pueda obviar lo que le digan desde el parlamento la mayoría de este al estar su grupo parlamentario en minoría. Tampoco podemos defender que en los momentos previos a la guerra la Soberanía Nacional estuviera en la calle y no en el Parlamento y ahora por el contrario no este ni siquiera allí y si en el gobierno, que es lo podemos interpretar de las declaraciones del señor Montilla. Quizás es que aun recuerde los buenos tiempos de las mayorías absolutas de la época del señor González. Seguro que no tiene el mismo recuerdo de la del señor Aznar.

Saludos