4 de Noviembre, 2004


El cine español y las subvenciones.

Gran parte de los estamentos cinematográficos españoles no hacen mas que protestar por la masiva “invasión” de los filmes norteamericanos, reclamando una política especifica y proteccionista que proteja a este colectivo. Siempre se esta pidiendo mas subvenciones para poder hacer frente a esta competencia y siempre las subvenciones van a cargo de todos los ciudadanos de este país.

Quizás la gente vaya a ver más peliculares norteamericanas porque les interesa mas que lo que ofrece nuestro propio cine. Si criticamos la morralla que viene del otro lado del Atlántico, las estúpidas películas para adolescentes, o las desagradables películas de terror, no podemos decir que tenemos que defender el cine español con filmes tan interesantes como FBI, o algo así como Plauto de uno de los Matamoros (no se si Coto o Quico) o XXL , etc, etc. etc. Quizás para ver ese tipo de gamberradas soeces, preferimos ver las yanquis ya que al menos sabemos lo que nos vamos a encontrar y no copias.

Películas interesantes las hay en el cine español. Un ejemplo de esto fue La gran aventura de Mortadelo y Filemon, una de las películas que más recaudo en el 2003 por ejemplo. Posiblemente interesante sea El lobo, sobre el topo que se infiltro en ETA, o como fue en su día La Caja 507 o es hoy Mar adentro. Quizás ese sea el cine español que hay que ayudar, cine de calidad mas o menos gamberro como en la Gran aventura, o serio y reflexivo como pueda ser Mar adentro.

Lo que no podemos es que con cuarenta y tres millones de españoles, tengamos tantas películas españolas, que posiblemente no superarían la mayoría de ellas el mínimo rigor de calidad ni de interés. Realmente para gastarme cerca 6 euros en el cine, prefiero una película americana a la mayoría de las españoles y las pocas películas nacionales que pueden ser interesantes, salvo contadas excepciones, no duran en la cartelera, por la presión de películas norteamericanas pero también por la gran cantidad de películas de ínfima calidad (españolas y extranjeras) que no aportan nada a la cartelera por lo nefastas que son estas. Lo que tengo claro que si una película nos interesa ver, iremos al cine aunque cueste un poco mas por los gravámenes que quiere poner la señora Ministra.

La solución según muchos directores, es promocionar las “TV movies”, es decir, los antaño telefilms de los domingos que daban en la primera, Estrenos TV creemos que se llamaba el programa. Esa seria una posible solución aunque obviamente a muchos no les interesa por motivos de falso prestigio. Una muestra de “TV movie” de calidad fue la realizada hace tres años por Benito Zambrano para Antena 3, titulada Padre Coraje. Pero claro, es preferible tener una única semana en cartelera una película, que estrenarla directamente para la pequeña pantalla.

Tenemos que reconocer que si se tiene que gastar ese dinero en subvenciones, preferimos que se dedique a la Enseñanza en general o para becas de investigación, la sanidad etc. (aunque pueda sonar a demagogia) que son mas necesarias para el país que subvencionar y proteger el cine español, Quizás a los interesados no les parezca nuestro razonamiento justo ni culturalmente aceptable, pero el país creo que algún día lo agradecerá.

Saludos a todos.

Valores bursatiles que subiran, valores que bajaran.

La reciente victoria del señor Bush tendrá sus repercusiones en la Bolsa. Sin embargo creo que nadie ha tenido en cuenta a dos valores concretos, como serian los de la empresa Heinz y Hally Burton.

La primera de ellas seguramente entre en bajada, ya que la nueva administración suponemos que dejara de contratar el ketchup de la empresa de la esposa del difunto políticamente hablando, senador Kerry. Si en campaña una empresa afín al presidente saco el ketchup W para no beneficiar a la empresa Heinz, suponemos que todo el personal militar en EE.UU. como en ultramar no podrán acompañar sus hamburguesas y patatas fritas con el rico Ketchup Heinz.

La segunda de las empresas posiblemente tenga una subida en las bolsas, por sus vinculaciones al vicepresidente Cheney y a las labores de reconstrucción de Irak y todos los contratos que suponemos otorguen a dicha empresa la nueva administración.

Por tanto recomiendo que si estáis dispuestos a invertir en Bolsa, compréis valores de la Hally Burton que seguro tendrán muchos mas contratos de reconstrucción de lo que imaginamos en estos cuatro años, si Dios no lo remedia.

Saludos a todos.

Bush y el Antiamericanismo

El pasado día 2, en el Mundo que te dan de regalo con la Historia de España, el gran periodista liberal (efectivamente me refiero al alumno del señor Labordeta, don Federico Jiménez Losantos para quien no lo sepa) decía que todos los que queríamos que ganase el señor Kerry realmente éramos antiamericanos. No sé si eso realmente será así en todos los casos, pero en el nuestro no. Los EE.UU. es un gran país, con sus fallos como todos. Salvo a Europa junto con la URSS del terror nazi y ayudo al desarrollo de los países destrozados por la II Guerra Mundial a través del Plan Marshall, junto con intervenir en asuntos europeos debido a nuestra propia incapacidad como paso con las crisis balcánicas de los años 90 del siglo XX. También han tenido sus errores y sus puntos negros, como las intervenciones en Iberoamerica, o la actual Guerra de Irak, etc.

Sin embargo lo que nos hace gracia es que sean los defensores de la cultura occidental frente al peligro moruno. Don Federico sabrá mucho de literatura, pero de Historia parece que mas bien poco. El peligro “mauri” que se deformo en moro, se dio durante el Imperio Romano, en la Betica por la escasez de tropas al ser una provincia senatorial. Por tanto eran bandas de saqueadores. Usted esta haciendo un chiste fácil con el “te moruno” igualando moro con musulmán, lo cual cualquier persona minimamente letrada y usted creemos que lo es, debería poder diferenciar.

Pero lo más gracioso de todos, es que posiblemente los realmente antiamericanos sean quienes querían que ganase Bush. Al reelegido presidente en el mismo periódico que escribe don Federico, le catalogaban como uno de los cinco peores presidente de EE.UU. del siglo XX. A eso se le llama independencia de pensamiento, el escribir algo que va contra los planteamientos del periódico. Bush es un presidente reaccionario a todos los niveles sociales.

Económicamente se va a cargar al país salvo que lleve adelante una política de economía de guerra. La Alemania de los años 30 solo podía seguir funcionando a través de la ocupación de nuevos países para ser explotados ya que el sistema económico nazi no tenia los recursos suficientes para autosostenerse. Por el lado contrario, tendríamos a los EE.UU. de Roosevelt, que solo consiguió el pleno empleo a raíz del comienzo de la II Guerra Mundial, teniendose que mantener con la excusa de la Guerra Fría un gran complejo tecnológico – militar que mantuviera la maquina en funcionamiento. En vez de favorecer el empleo o la mejora de la economía nacional la esta destruyendo poco a poco, lastrando los presupuestos federales con la guerra de Irak, habiendo incluso rumores de que se van a tener que comenzar a llamar a filas en poco tiempo a los jóvenes si se continua en esta espiral bélica.

Para finalizar debemos señalar que gracias al actual inquilino de la Casa Blanca, un país respetado a nuestro modo de ver durante los años 90 tras haber pasado los recuerdos de la Guerra de Vietnam y que ha podido ejercer su papel de “sheriff” internacional, con un apoyo importante de los principales países del mundo, ha conseguido que se vuelva a niveles de repulsa hacia los EE.UU. incluso superiores a los del conflicto asiático.


Por todo esto creemos que realmente los antiamericanos eran quienes deseaban que ganase Bush, ya que posiblemente lo único que haga sea agravar la situación social y económica del país y en el exterior agravando las brechas existentes con la mayor parte de los países, destruyendo el poco prestigio que puede tener aun la ONU y exacerbando el antiamericanismo, no solo en los países occidentales, sino lo que es peor, en muchos países que serán caldo de cultivos para los Bin Laden de turno y los que dicen que la guerra contra el Cristianismo se inicio en Al Andalus y durante las Cruzadas.
Saludos a todos.