La coherencia y las eleccion americanas.

La coherencia es una de las virtudes que más valoramos en la vida aunque a veces cueste serlo. Para nosotros la victoria el 14 de marzo del PSOE fue legitima limpia y democrática. El pueblo quería cambiar al gobierno y por tanto hizo lo necesario para que se diese dicha circunstancia. De la misma forma el pueblo norteamericano ha querido que su presidente sea Bush (por desgracia en nuestra opinión) y no se le tiene que dar mas vueltas.

Atenta tanto contra la soberanía de España que algún político norteamericano dijera que era una desgracia que Rodríguez Zapatero hubiera ganado las elecciones, como si un diputado socialista, dice lo mismo del señor Bush. No podemos pretender que ningún país nos dicte la política a España y sin embargo nosotros, si digamos lo que es más conveniente a terceros países, mas aun cuando ese estado es uno de los países democráticos más antiguos del mundo.

No es tampoco buena idea meterse en camisas de once varas apostando por uno u otro candidato a la Casa Blanca, ya que nuestros políticos en activo o tras haber dejado la carrera política, no tienen porque intervenir en asuntos de la soberanía nacional de terceros países, menos aun cuando son en todos los sentidos mucho mas poderosos que nosotros.

Tampoco un partido en estos momentos puede dar muchas lecciones de dignidad y de respeto por los derechos humanos, cuando gobiernos democráticos (no dictatoriales) de ese mismo partido llevaron a cabo una guerra sucia contra ETA, dañando la imagen de la democracia española en el extranjero y lo que es peor, dando "argumentos" a esos "patriotas" para envenenar la mente de jóvenes influenciables sobre el verdadero carácter del Estado Español como ellos dicen. Esto se agravo cuando se hizo mal, se supo y parece ser no fue mas que una excusa para amparándose en la defensa de la democracia enriquecerse ciertas personas.

Por ultimo, no creemos haber escuchado a ningún político americano haber dicho nada sobre las funestas consecuencias de la victoria del presidente Rodríguez Zapatero. Los que si deslegitimaron las elecciones fueron ciertas personas del PP, posiblemente no pertenecientes ni al ámbito cercano de don Mariano ni a gran parte de sus bases, ya que veían como la derrota de su partido ocasionaba que muchos de ellos pudieran perder sus buenos trabajos, siendo sustituidos por sus contrapartidas socialistas.

Estos políticos o "funcionarios de confianza" de la administración Aznar dijeron perlas como que quien vota al PP no podía cambiar su voto o que el que nunca votaba no tenia porque haber votado el 14 de marzo o que el pueblo se había equivocado. A eso si le llamamos nosotros espíritu y talante democrático. Seguro que no opinaban que se había equivocado el electorado cuando eran o son ellos los ganadores.

En democracia, el pueblo nunca se equivoca, nos guste o no el resultado ya que el electorado vota en función de sus propios intereses o creencias y no en la de países o ciudadanos que no votan en sus elecciones, tanto en un caso como en otro.

Saludos a todos.