EL Imperialismo frances.

La Historia pone mas tarde o más temprano a cada personaje, grupo humano o sociedad en su sitio. Si es criticable el Imperialismo norteamericano, que intenta imponer sus intereses a lo largo y ancho del planeta, pasando por encima del Derecho Internacional, de la soberanía y de la voluntad popular de países, etc., etc., etc., no podemos mirar a otro lado si lo hacen otros países, como seria en estos momentos Francia.

Francia, antigua metrópoli de gran parte del noroeste de Africa, sigue teniendo una gran influencia sobre sus antiguas colonias, que aunque sean formalmente independientes, en muchos casos están sufriendo el neocolonialismo de las empresas francesas, empresas que a su vez son protegidas por el gobierno francés, de la misma manera que los gobiernos norteamericanos de turno, protegen e impulsan las acciones de sus empresas en el extranjero, como han señalado economistas y pensadores como Chomsky.

Estas intervenciones francesas en Africa, de forma mas o menos encubierta o con presencia militar, como en Costa de Marfil no hacen mas que proteger sus intereses económicos. Políticos marfileños cercanos al presidente declaraban que la presencia de tropas francesas no se explicaba mas que por ser fuerzas de ocupación que quieren restablecer el status de colonia en el país. Mas o menos la opinión que en su día manifestó esa "Vieja Europa", concepto tan novedoso de algún "pensador" norteamericano y adlateres, sobre la guerra de Irak.

Si se denuncia el imperialismo de EE.UU. debemos por honradez intelectual y coherencia, criticar las actuaciones franceses, que sin esperar el respaldo de la ONU y alegando un mandato previo de Naciones Unidas, deciden unilateralmente responder y tomar represalias contra las tropas de un gobierno soberano. Mas o menos lo que decía el gobierno de EE.UU. y sus aliados, sobre la resolución 1441 como legitimadora de la invasión.

El tiempo nos ha demostrado que la reticencia francesa, como hoy pone el ABC en una editorial, a intervenir en Irak no lo fue por cuestiones morales, lo fue simplemente porque veían que sus intereses podrían salir perjudicados de apoyar la intervención. No debemos olvidar, que si EE.UU. lleno gran parte de los arsenales de "nuestro aliado Saddam" cuando se enfrento al Ayatolá Jomeini, Francia también ayudo a armar, a buen precio por supuesto, los ejércitos del hoy día malvado Saddam.

La Historia dirá como se resolverá esta crisis y cual será el precio tanto para la población civil, como para los países que se embarquen en una aventura colonial como esta.

Saludos a todos.