9 de Noviembre, 2004


El Imperialismo lingüistico de los nacionalistas catalanes.

El “gran político Carod Rovira” amenaza con retirar su apoyo presupuestario al gobierno. Esta amenaza no se debe a que desde Madrid no se financia todas las infraestructuras necesarias para el desarrollo optimo de Cataluña, ni para exigir o solicitar que desde Madrid se les financie su ruinosa sanidad, etc. cuando dijo en su día, el ilustre político que ni un euro catalán fuera de Cataluña o por cuestiones similares.

LA protesta del señor Carod Rovira se ha debido, porque el ex – consejer en cap exige que en Valencia se hable oficialmente catalán y no valenciano. Nos hace mucha gracia que los que protestan porque el español / castellano, es una lengua “imperial” e impuesta y que se tiene que defender al “maltratado” catalán, ahora en vez de apoyar a otra comunidad en su tan legitimo deseo como el catalán, de usar su propia lengua, exigen imponer un “imperialismo lingüístico catalán” sobre la Comunidad Valenciana, alegando la unicidad del catalán. Esa actitud nos huele muy mal, ya que desde ciertas posiciones nacionalistas catalanes, están actuando de la misma forma que ellos mismos critican y acusan a la ligera a los gobiernos centrales de turno, cuando realmente la lengua que corre mas peligro en Cataluña es precisamente el castellano y no el catalán.

Creemos que el catalán y el valenciano es una misma lengua con los matices que se puedan dar en España o en Costa Rica o México. Pero recordando la antigua expresión de “café para todos”, si nosotros quedemos usar nuestras lenguas y tener nuestros símbolos específicos, debemos admitir que otras comunidades hagan lo mismo, aunque pueda ser una bofetada a ciertos planteamientos nacionalistas. Por tanto se tiene que ser coherente y respetar las diferencias de terceras regiones aun cuando nos pueda sentar mal esas actitudes. Quizás el problema esta en que muchos nacionalistas catalanes piensen que Valencia es parte de los “paises catalanes” y no les gusta que alguien quiera romper esa supuesta unidad “catalana” expresada por ciertos políticos catalanes.

Saludos a todos.

La Religiosidad y la Esfera Publica.

Leyendo el Mundo que te regalan al comprar la Historia de España, que grata sorpresa me he llevado, al leer la columna de un ex - senador demócrata llamado Gary Hart, al que creemos que le echaron de la carrera electoral por un lío de falda al estilo becarias, razón por la puede que defienda que la esfera privada no puede o debe mediatizar el ejercicio publico.

Básicamente la idea del señor Hart, educado en la tradición cristiana metodista, es que las ideas personales, en este caso de origen religioso, a pesar de influir en un gobernante, no pueden ser el motor de todas sus decisiones. Esto se acentúa, cuando de la "ortodoxia" cristiana, solo cogen los valores que les interesa, como el rechazo a formas de vida alternativas o de opiniones divergentes a las de cada "pulpito". Sin embargo, olvidan, en la línea que manteníamos con respecto a la cúpula de la Iglesia española, el fondo real del mensaje de Jesucristo, como podría ser el ayudar al necesitado, al desvalido y ayudar a conseguir un mejor nivel de vida de toda la comunidad y en especial de los mas necesitados.

Esos objetivos, que serian el pilar fundamental del Reino de Dios, un mundo donde la ley principal fuese el amor a los demás, son olvidados por la más pura ortodoxia en las formas, que no en el fondo, tanto en España como en otros países como EE.UU. La Iglesia perdona a los sacerdotes pedofilos protegiéndoles y sin embargo condenando a los padres de niñas que tienen que abortar porque han sido violadas entre otros muchos ejemplos que periódicamente salen a la luz. Otro ejemplo concreto es el de los antiabortistas que defienden la vida de un "ser" que para muchos científicos no es tal y sin embargo, los activistas norteamericanos más radicales han llegado a quitar la vida a verdaderos seres vivos, etc., etc., etc.

Por ultimo, la columna finaliza criticando la política exterior de Bush y su visión maniquea e interesada, según la cual los norteamericanos han sido llamados por la Historia y por Dios para eliminar el mal existente sobre la Tierra. Precisamente nos plantea como los "Padres Fundadores" deseaban evitar cualquier tipo de aventuras extranjeras ni tampoco deseaban imponer su visión del mundo o destruir el mal en cualquiera de sus formas.

Me ha parecido un texto muy interesante y critico que espero puedan leer, de un norteamericano y cristianos, a pesar de haber cometido el pecado de ser demócrata como el mismo dice.

Saludos a todos.

La Iglesia pierde el primer pulso.

La Iglesia ha perdido el primer pulso. O Mejor dicho, la jerarquía eclesiástica se ha equivocado al plantear un pulso a un gobierno legitimo. Dentro de la Iglesia, muchos sacerdotes y párrocos parecen que no han aceptado las sugerencias de la cúpula y no han querido entrar en una labor de desgaste, que socialmente muchos españoles pueden que no compartan aunque sean católicos, o que otros muchos acepten menos aun que con el dinero de sus impuestos se financie a una institución como la Iglesia.

LA Iglesia aun piensa que ellos pueden excomulgar a los disidentes, o que aun pueden poner y quitar gobiernos que se tendrán que humillar como Enrique IV ante Gregorio VII a las puertas del castillo de Canossa. Aun no se han dado cuenta muchos altos cargos, que cada vez mas la gente se aleja de sus doctrinas, que no de muchos sacerdotes verdaderamente comprometidos con el mensaje de Jesucristo, o de muchos laicos comprometidos con este mensaje sin estar vinculados a ciertas organizaciones de índole "integrista" u ortodoxo.

No saben aun que es el pueblo, que en democracia nunca se equivoca nos guste o no las decisiones que toman, quien elige al gobierno, que recoge el testigo de la voluntad popular para gobernar bajo el control mas o menos leal del Congreso. Por tanto es el gobierno y no la Iglesia quien tiene que tomar las decisiones del gobierno y de la misma forma que en EE.UU. se realizara una enmienda contra el matrimonio de los homosexuales que es legitima tras la victoria de Bush, estemos de acuerdo o no con ella , en España se tiene que aceptar un proceso de "aconfesionalidad" porque es lo que ha querido el electorado.

Si la cúpula eclesiástica se empeña en un enfrentamiento con el gobierno legitimo de la nación, no haría mas que acentuar la separación con gran parte de la sociedad y seguir en sus "Palacios", alejados de la labor parroquial y del rebaño al que tienen que cuidar, olvidándose de la esencia del Mensaje y solo quedándose en una doctrina formal vacía de contenidos.

Saludos a todos.