La Religiosidad y la Esfera Publica.

Leyendo el Mundo que te regalan al comprar la Historia de España, que grata sorpresa me he llevado, al leer la columna de un ex - senador demócrata llamado Gary Hart, al que creemos que le echaron de la carrera electoral por un lío de falda al estilo becarias, razón por la puede que defienda que la esfera privada no puede o debe mediatizar el ejercicio publico.

Básicamente la idea del señor Hart, educado en la tradición cristiana metodista, es que las ideas personales, en este caso de origen religioso, a pesar de influir en un gobernante, no pueden ser el motor de todas sus decisiones. Esto se acentúa, cuando de la "ortodoxia" cristiana, solo cogen los valores que les interesa, como el rechazo a formas de vida alternativas o de opiniones divergentes a las de cada "pulpito". Sin embargo, olvidan, en la línea que manteníamos con respecto a la cúpula de la Iglesia española, el fondo real del mensaje de Jesucristo, como podría ser el ayudar al necesitado, al desvalido y ayudar a conseguir un mejor nivel de vida de toda la comunidad y en especial de los mas necesitados.

Esos objetivos, que serian el pilar fundamental del Reino de Dios, un mundo donde la ley principal fuese el amor a los demás, son olvidados por la más pura ortodoxia en las formas, que no en el fondo, tanto en España como en otros países como EE.UU. La Iglesia perdona a los sacerdotes pedofilos protegiéndoles y sin embargo condenando a los padres de niñas que tienen que abortar porque han sido violadas entre otros muchos ejemplos que periódicamente salen a la luz. Otro ejemplo concreto es el de los antiabortistas que defienden la vida de un "ser" que para muchos científicos no es tal y sin embargo, los activistas norteamericanos más radicales han llegado a quitar la vida a verdaderos seres vivos, etc., etc., etc.

Por ultimo, la columna finaliza criticando la política exterior de Bush y su visión maniquea e interesada, según la cual los norteamericanos han sido llamados por la Historia y por Dios para eliminar el mal existente sobre la Tierra. Precisamente nos plantea como los "Padres Fundadores" deseaban evitar cualquier tipo de aventuras extranjeras ni tampoco deseaban imponer su visión del mundo o destruir el mal en cualquiera de sus formas.

Me ha parecido un texto muy interesante y critico que espero puedan leer, de un norteamericano y cristianos, a pesar de haber cometido el pecado de ser demócrata como el mismo dice.

Saludos a todos.