La polemica del Indulto y Nuestro Señor el Rico

La polémica sobre el Indulto esta servida. Tras las declaraciones del presidente extremeño en las ultimas fechas, nos preguntamos la razón de que si tiene tantos datos y puesto que no se puede amparar en el hecho de ser sacerdote y secreto de confesión, no los hizo públicos en su día para ayudar a un amigo y salvar a un inocente como él dice, en contra de la opinión del Tribunal Supremo.

Lo mejor que puede hacer el gobierno a nuestro modo de ver, es seguir con el procedimiento legal prescrito y cuando llegue el momento de la verdad,. Negarlo, tanto por razones políticos como morales.

Sale periódicamente en los medios de comunicación la historia de un delincuente juvenil condenado, que por una serie de cosas la sentencia no se cumplió, el criminal se reinserto porque maduro, estudio, encontró el amor, etc. formando una familia y un trabajo estable y a los muchos años se entera que tiene que entrar en la cárcel cuando ha rehecho su vida y es un miembro productivo de la sociedad tras los errores de juventud. Tras la noticia inicial generalmente dejamos de saber si esa persona ha tenido o no la Gracia de un indulto, aunque posiblemente en muchos casos haya tenido que entrar en la cárcel aunque se le acabe por dar el indulto.

Sabemos que esto puede sonar demagógico, pero esta gente merece mucho mas los indultos, que unos políticos o altos funcionarios que han sido condenados por malversación de fondos y sospechosos y / o imputados de una forma u otra en crímenes peores en una democracia. Pero claro, estos si tiene amigos tan importantes como los que firmaron el indulto.

LA solución para que el Gobierno no se vea criticado, es trasladar a los reos a Málaga y que en Semana Santa, por el privilegio de la Cofradía de Nuestro Señor Jesús el Rico, otorgado en el reinado de Carlos III, la figura del Santo Titular les indulte según marca la tradición.

Saludos a todos.