Aznar y su manipulacion de la Historia.

Aznar acaba de dar una conferencia en Madrid sobre la caída del Muro de Berlin y el totalitarismo comunista. Somos de los que pensamos que el régimen estalinista fue tan totalitario como el nazi o el fascista, entre otros muchos. El de Franco no era totalitario sino autoritario basándonos en la clásica tipología de Juan J. Linz (en “An Authoritarian regime: The Case of Spain” en ALLARDT Eric e LITTUNEN Yrjo (comps): Cleavalages, ideologies and Party Systems. Contributions to Comparative Political Sociology, The Transactions of the Westermarck Society, Helsinki, 1964, pp. 291 – 341.) Por eso obviamente en la conferencia del señor Aznar no se hace la más mínima referencia. Además él estaba estudiando para las oposiciones como para protestar contra el régimen del Caudillo.

Como político creemos que el señor Aznar globalmente no ha sido un mal presidente, sobre todo en la primera legislatura. Ya en la segunda fue cuando comenzó a actuar de forma diferente al disfrutar de la legitima mayoría absoluta que le dimos el electorado español.

Pero lo que no admitimos, como jóvenes historiadores, que algún día pretendemos serlo, ya que con la titulación de licenciado creemos vanidoso que pensemos que ya lo somos, es la utilización y manipulación del señor ex - presidente de la Historia para demostrar que él tiene razón y por supuesto los demás no. Mas aun, cuando el demuestra que no sabe mucho de Historia.

En esta ultima conferencia en Madrid, ha dicho que no se puede claudicar con los Totalitarismo. Vaya por Dios, estamos de acuerdo con él en eso. Debemos mantener una posición de fuerza con esos regímenes y democratizarlos. De acuerdo.

Pero en dicho acto publico, se ha identificado simplemente a los políticos de izquierdas como los débiles, los apaciguadores con los Totalitarismo, los vendidos, los cobardes, etc. Se ha puesto el ejemplo del apaciguamiento con respecto a Hitler o con la Unión Soviética de Leonidas Breznev identificándolo con Jimmy Carter. A este ultimo periodo, le contrapone las figuras de Ronald Reagan, la señora Thatcher o el Papa Juan Pablo II. Todas estas figuras, de mayor o menor relevancia histórica, ya que las futuras generaciones de historiadores las evaluaran, son casualmente de tendencia conservadora, siendo según estos argumentos, quienes salvaron al mundo occidental de la amenaza comunista.

El señor Aznar o no sabe de Historia o quien le realiza sus discursos no tiene y perdonen el exabrupto, NI PUTA IDEA DE HISTORIA.

No debe de saber que quien ha pasado a la Historia como el apaciguador ante Hitler en Munich, fue el primer ministro CONSERVADOR Neville Chamberlain, quien a diferencia del señor Aznar intento hasta ultima hora evitar la guerra con Alemania. Ha sido Chamberlain quien se ha convertido en el paradigma de la apaciguacion, siendo uno de los responsables de la traición a Checoslovaquia en 1938. No fue por tanto un primer ministro laborista quien claudico ante el Totalitarismo nazi por el miedo al belicoso Cabo Bohemio.

Luego se plantea la debilidad de Jimmy Carter con respecto a la URSS. Parece que no ha hablado de la Crisis de los Rehenes en Teherán y su política, creemos que incorrecta y quizás demasiado contemporizadora con el régimen iraní. Si esto es cierto, posiblemente no lo ha dicho por desconocimiento o desinteres.

Sin embargo al señor Aznar o a sus “asesores históricos”, se les ha olvidado, desconocen o no les interesa señalar que, el primer presidente norteamericano que visito Moscú y Pekín fue el “gran político y humanista” Richard Nixon, presidente respetuoso con la legalidad donde los haya. A propósito, ahora nos enteramos que Nixon era tan de izquierdas como Willy Brandt el que fuera presidente de la Internacional Socialista, ya que el presidente norteamericano si acudió a normalizar relaciones con las dos potencias comunistas. Se ha llegado ha decir en ese acto, que mientras “los políticos e intelectuales de izquierdas intentaban apaciguar a la URSS esta invadía otros países”, siendo una clara alusión a Afganistán. Suponemos que esa URSS que invadió Afganistán en 1979 era la misma que la que visito Nixon años antes. También suponemos que la Republica Popular China era un ejemplo de democracia y de respeto a los derechos humanos cuando la visito Nixon.

Quizás Aznar no quisiera hacer sangre con la figura de Nixon, ya que acabo de conferenciante de 10.000 dólares y escritor de libros de análisis políticos.

A nosotros nos da lo mismo lo que diga el señor Aznar y los argumentos que use en la legitima defensa de su gobierno, que creemos que salvo las malas gestiones de las crisis que tuvo y su obcecamiento en ciertos temas no ha sido tan mal presidente como podrá pasar para muchos a la Historia. Pero lo que no podemos admitir como futuros historiadores, es que manipule la Historia de forma tan burda como él esta haciendo. Podría plantear esas mismas ideas sobre la base de otros elementos, pero que no intente que la Historia le dé la razón manipulándola de esta forma.

Por todo esto, don José Maria suponemos que intenta demostrarnos que es el señor Rodríguez Zapatero quien ha roto el consenso internacional, quien se ha sometido a los dictados de los Totalitaristas etc. y ha abandonado a los aliados, demostrando que era él, por tanto quien estaba en la posición correcta de seguimiento de las doctrinas del presidente Bush y de su lucha contra el terrorismo. Interpretamos esa alusión a los Totalitarismo como referencias colaterales al PNV, ERC y todo aquel nacionalista que no acepte apoyar un futuro gobierno del PP. Casualmente fueron los nacionalistas de CIU y los rompedores de España como el PNV quienes apoyaron la primera legislatura de Aznar, en muchos sentidos la mejor época de los gobiernos del señor Aznar.

A propósito, no somos de izquierdas ni caemos en ciertos planteamientos “progres”. Pero lo que no admitimos es esa utilización sesgada de la Historia, ya que puede resultar muy peligrosa, mas aun en esta época en que la Historia parece que esta desahuciada de los actuales planes de estudio, quizás porque es una disciplina que puede ayudar a pensar y a reflexionar y eso asusta a todos los políticos.

Saludos a todos.