El Editorial del Wall Street Journal y el Presidente de todos los Españoles.

Hemos leído de forma indirecta, el vibrante editorial del Wall Street Journal sobre nuestro presidente. Esto me ha demostrado, que el nivel de análisis y de seguidísimo de planteamientos de “ciertos poderes fácticos” de muchos periódicos supuestamente serios, parece que es similar en España que en EE.UU.

Básicamente dicho editorial, no es mas que una deslegitimación de la victoria del señor Zapatero el 14 de marzo. Parece en ciertos casos, que son los grupos mediáticos, los que realmente quieren elegir a los gobernantes, sin darse cuenta que esta función la realiza el electorado. En este punto vemos otra coincidencia. Muchos de los contertulios y columnistas españoles, el 3 de noviembre, lloraban o brindaban con cava, en función de la línea editorial y de los intereses seguida por sus “superiores”. Suponemos tras el editorial del prestigioso diario norteamericano, que ellos aun se están secando las lagrimas, o preparando los “puños americanos” para el consiguiente ajuste de cuentas.

Lo que no nos gusta, es que desde terceros países o medios de comunicación, se deslegitime una consulta electoral, ya que nosotros por coherencia aunque no nos gustase el resultado del 2 de noviembre, no criticamos los resultados de elección. Se ve que ciertos medios y personajes no se han enterado, que en DEMOCRACIA el ELECTORADO NO SE EQUIVOCA, nos guste o no el resultado desde personas ajenas a ese electorado.

Es obvio que el 11 – M fue importante en el electorado. Pero no fue tanto la causa directa de la victoria del PSOE, al menos para nosotros y por supuesto no creemos en que hubo una conspiración para expulsar del poder al PP. Lo que sí podemos pensar, que dicha masacre fue un aglutinador de todos los resquemores que provoco el gobierno Aznar en su ultima legislatura (aplicación sin admitir opiniones divergentes de la LOU y LOCE, Gestión de la Crisis del Prestige, Gestión del Accidente del YAK – 42, apoyo a la guerra de Irak y posterior envío de tropas teniendo básicamente a toda la ciudadanía en contra) llevado por el peligroso virus de las Mayorías Absolutas, que le permitió gobernar con legitimo derecho ya que el electorado le dio un respaldo mayoritario, posiblemente como premio a una muy buena primera legislatura, casualmente en minoría y a las crisis internas que hubo en el PSOE (como parece que sucede actualmente en el PP).

Lo que nos hace mucha gracia, es que todos los políticos y periodistas que pedían el apoyo a la política exterior del PP criticando y casi calificando a todos los políticos, medios de comunicación y ciudadanos que no estaban con ellos, de ser unos traidores y sin embargo parece que se esta justificando el planteamiento del rotativo neoyorquino. Debemos reconocer que no estamos de acuerdo con muchas de las decisiones del presidente Rodríguez Zapatero, de la misma forma que no estábamos de acuerdo con muchas decisiones del presidente Aznar. Algunos se olvidan, que tanto uno como otro, han sido elegidos por el electorado de forma legitima y que por tanto, el presidente actual es y debe ser a pesar que en ocasiones parece que se le olvida, el presidente de todos los españoles, le hayamos votado o no, al igual que sucedió con el presidente Aznar.

A pesar de que en muchos sentidos admiramos a los EE.UU. tenemos que considerar que el citado editorial es una “ sonora bofetada” a nuestra democracia, joven comparada con la norteamericana y al electorado español, pero tan legitima como la de los EE.UU. Quizás el Wall Street Journal eche de menos la época de Kissinger y Allende. Podemos decir que son los gobiernos y ciertos medios norteamericanos los menos indicados para dar lecciones de lucha anti - terrorista a los gobiernos españoles y de la persecución de los terroristas y su tratamiento jurídico. Tampoco son los mas indicados para hablar con respecto a las relaciones con dictadores y golpistas de los gobiernos norteamericanos, como ha demostrado la Historia.

Lo que nos gustaría, es que todo aquel político y periodista que tanto culto rinden a la Bandera Española y al nombre de España, se posicionaran críticamente contra este editorial, de la misma forma que ellos exigían el posicionamiento y apoyo al gobierno de todo aquel que no estaba de acuerdo con sus ideas. Que no se olviden, que todos somos españoles y que si ellos prefieren desgastar al gobierno actual, que es también, aunque no les guste su gobierno, apoyando planteamientos extranjeros, "malos españoles serian esas personas", a nuestro modo de ver. La coherencia es apoyar las mismas ideas cuando estamos en el Gobierno y cuando estamos en la Oposición. Si esto no es así, mas que de personas coherentes, hablaríamos de personas cínicas.

Saludos a todos.