La idealizacion de la Democracia y el analisis critico.

Acabamos de leer una interesante columna del señor Pedro Aparicio en el Diario Sur (http://www.diariosur.es/pg041127/prensa/noticias/Articulos/200411/27/SUR-OPI-269.html) sobre la Democracia y el rencor. Recomendamos que quien tenga acceso a la misma la lea.

Al igual que el autor, admiramos muchas cosas de los EE.UU. (obviamente también criticamos y no admitimos otras tantas). En dicha columna, nos dice, que la Democracia no es algo en sí mismo ni tampoco algo inmutable, ya que tenemos que trabajar para que funcione cada día mejor.

Sin embargo y estando bastante de acuerdo en líneas generales con su disertación, creemos que parte de un error. El error consiste en criticar a nuestro modo de ver, la idealización de la Democracia que muchos pueden hacer (podemos hacer), cayendo él también en cierta idealización de la sociedad española. Suponemos que se refieren a los que la hemos recibido “gratis”, sin haber vivido la Dictadura Franquista, pero sin embargo, él habla de una sociedad ideal donde con la razón, se puede argumentar y aceptar o criticar los argumentos esgrimidos por políticos de uno y otro “bando”, incluso criticando los errores de tu propio partido. El señor Aparicio reclama una serie de valores que los recoge como “civismo” para poder afrontar la verdad critica frente a las manipulaciones de los políticos. Sin embargo, creemos que la existencia de este conjunto de valores y el civismo en general, cada día es menor tanto entre la juventud como entre las personas de cierta edad, a pesar de que en los últimos cuatro años ha habido ejemplos de movilizaciones de estudiantes y la sociedad en general por ciertos temas, como la aprobación de la LOU y la LOCE, la guerra e incluso con una huelga general que para alguno nunca existió y que le costo su engominada cabeza.

Siempre es la juventud a quien se la critica su falta de educación, capacidad critica, nivel intelectual, etc. Sin embargo apenas escuchamos que esta juventud es el resultado de unas reformas educativas concretas ni tampoco que son estos mismos políticos y sus “socios mediáticos” de un color y otro, los responsables de ejemplos de mala conducta, como se vio en el ultimo pleno, sobre el cual ya escribimos nuestra impresion, ante la incomparecencia de muchas señorías el día de una importante votación o en las descalificaciones sin argumentos como critica el mismo Aparicio.

Con la excusa de defender una integración y una igualdad en la educación de cualquier alumno, independientemente de su status socio – económico, lo cual por obvia no sabemos porque algunos se empeñan en recordarlo, sin embargo se ha ido reduciendo el nivel de exigencia educativa mas allá de la enseñanza más primaria y mínima, a pesar que si fue un logro de los primeros gobiernos del señor González la universalización plena de la enseñanza.

Cierto es que como dijo hace unos meses doña Esperanza Aguirre, hay niñas que quieren ser peluqueras y otras licenciadas. Pero eso no implica que una peluquera, profesión tan digna como otra cualquiera y en muchos casos mas digna que la de ciertos políticos, no tenga unas inquietudes intelectuales, bien en su juventud, bien siendo adulta y que por ser peluquera no se las permitamos.

En algo han estado de acuerdo los gobiernos, esperemos que de forma inconsciente por supuesto, tanto del PSOE como del PP desde nuestro punto de vista. En cargarse poco a poco la educación, sobre todo en el campo de las Ciencias Sociales y las Humanidades, que son, como se desprende del texto del señor Aparicio y con lo que estamos totalmente de acuerdo, las que generan una conciencia critica y reflexiva, que puede llevar a que desmontemos las manipulaciones de muchos políticos. Sin esta formación humanística y solo teniendo conocimientos de carácter tecno – científicos, quizás la sociedad y la juventud no reflexionen muchos de los disparates que dicen muchos de nuestros “pater patriae”, se los crean y no hagan nada ante esto. Quizás el deseo consiste en adormecer la capacidad de realizar análisis críticos por parte del Pueblo, para que les dejemos hacer todo lo que ellos quieren, tanto los de un partido, como los de otras formaciones. Puede que esta sea la razón de tantas reformas educativas.

Saludos a todos.