La comparecencia del Señor Aznar, las Luchas de Gladiadores y el desinteres por la Verdad.

Como se señalaba en Periodista21 y en Guerra Eterna, la comparecencia de hoy del señor Aznar ha sido un “pestiño”. Por cuestiones laborales no la hemos podido seguir entera, pero esperábamos un espectáculo sangriento, a la manera de las luchas de gladiadores. Sin embargo, las interpelaciones han sido hasta cierto punto de “guante blanco” salvo algunos comentarios aislados.

Pensábamos que el señor Aznar iba a desplegar toda la artillería dialéctica, la cual uso en los últimos tiempos de su segunda legislatura y sin embargo ha estado muy vago. Incluso le hemos visto “recatado”, con un tono de voz bajo y sin demasiadas estridencias. Salvo los ataques a ciertos medios de comunicación, es decir el grupo PRISA en general y la SER en particular y en algunas respuestas a lo largo de las once horas, ha estado muy vago en sus acusaciones, en sus argumentos, lanzando cortinas de humo y alusiones a la supuesta conexión de ETA – AL QAEDA, pero sin aportar ningún dato ni tampoco, como le han acusado, tener la gallardía de hablar sin tapujos de quienes son los miembros de esa supuesta alianza terrorista.. También ha lanzado algún ataque al PSOE y alguna descalificación hacia el señor Llamazares. Pero teniendo en cuenta el Aznar de los meses finales de su ultima legislatura, era “pecata minuta”. Hemos visto a un Aznar en algunos momentos nerviosos e incluso hasta cierto punto, quizás con el animo tocado.

Por parte de las fuerzas de la oposición, tampoco los “gladiadores” han estado a la altura del espectáculo debido. Cada uno, al igual que ha hecho el señor Aznar, han mantenido los libretos aprendidos de memoria y cada grupo se ha cebado en uno de los posibles fallos, incongruencias o acusaciones de diversos tipos que lanzan contra el señor Aznar y su gobierno. Se ha recordado las filtraciones sobre la conversación del señor Carod – Rovira o sobre si la guerra de Irak es o no terrorismo, demostrando, que lo que pedíamos la semana pasada a la Comisión, es decir, saber la Verdad o cuales fueron los fallos que se pudieron cometer y que favorecieron indirectamente la masacre de Madrid o que medidas se van a tomar para que esto no vuelva a ocurrir, les importa menos que defender el honor del señor Carod- Rovira y de ERC o discutir sobre la guerra de Irak, mas aun cuando la participación española de Irak no fue mas que el “casus belli” para justificar dicho acto de “lesa humanidad”. De no haber sido la guerra de Irak, hubiera sido la participación en Afganistán, los magrebies muertos en el Estrecho, la condena del iman de Fuengirola de haberse dado el caso, o la toma de Granada en 2 de enero de 1492. Los “casus belli” alternativos podrían haber sido por tanto varios

Como conclusión, podemos sacar que la comparecencia de hoy, parecía mas una farsa, que un acto serio. A nosotros nos parecía un partido hasta cierto punto amañado, como en la pasada eurocopa el empate a tres entre Suecia y Dinamarca. Quizás es porque esperábamos que a falta de estar mas cerca de la Verdad, sea cual sea esta, íbamos a ver un apasionante duelo dialéctico, con argumentos y ataques a la yugular a la manera de Gladiator. Pero como decía la semana pasada Antonio Casado en El Confidencial, que poco nivel tienen nuestros políticos. Suerte que el señor Aznar ha pasado de la política a la docencia.

Saludos a todos.