30 de Noviembre, 2004


El vuelco electoral y el 11-M

Uno de los debates que acompañan a las investigaciones del 11-M es si pudo ocasionar o no un vuelco electoral, por el cual siempre tendría las de perder el gobierno del PP, fuese cual fuese la fecha de la consulta electoral.

Sin embargo mas que de un posible trasvase de votos, nosotros pensamos que el atentado sirvió para que mucha gente que no iba, no solía votar o votaban por primera vez, el 14 de marzo acudiera a las urnas. Creemos recordar que hubo una estadística que indicaba que el PP no había perdido mas de ochocientos mil votos. Por tanto, el suelo electoral del PP no sufrió el previsible desgaste. Por el contrario, el PSOE recibiría gran parte de los votos de gente joven, quizás desencantada con el sistema pero que querían un cambio en las formas de gobernar. El trasvase en todo caso se pudo dar desde IU al PSOE por el voto útil. El voto centrista por tanto parecía que no fue tan determinante en esta consulta, a no ser que la movilización se diera por parte de votantes del PP que se hubieran quedado en casa de no haber sucedido la masacre, ante una previsible fuga de este voto de centro.

Debemos reconocer que es arriesgado suponer que muchas personas que no votan nunca, solo lo hicieran en el sentido del PSOE. Pero ciertos personajes del PP dijeron que quienes nunca habían votado no se tendrían que haber movilizado en las pasadas elecciones, o criticar que quien les había votado en el 2000, les habían dejado de votar. Eso esta en las hemerotecas de esos días.

Sin embargo, mas que de un trasvase de votos, deberíamos hablar de gente a la que el atentado movilizo ya que este condenso todos los “cabreos” que ocasiono el gobierno con la aprobación contra viento y marea de la LOU y la LOCE, de las malas gestiones del Prestige y del accidente del Yakolev – 42, de la soberbia por la legitima mayoría absoluta que los españoles les dimos, de un gobierno que no fue sensible a que la gran mayoría de su pueblo no quería embarcarse en ninguna aventura internacional. Por todo esto y otras cosas la masacre solo fue la gota que colmo el vaso de mucha gente. Pero ese supuesto vuelvo no se produjo únicamente por la acción de unos asesinos. Debemos recordar que las encuestas finales hablaban casi de un empate técnico entre ambos partidos. Por tanto, la victoria del PP tampoco estaría tan clara en circunstancias normales, ni el PSOE hubiera ganado con el margen con el que gano.

No obstante, en unas elecciones la gente tiene derecho a cambiar el voto según las circunstancias y decir que es ilegitimo, como algunos dirigentes populares dijeron, que quien no votase nunca esta vez si lo hubiera hecho, o que el votante que les había dado la confianza no tenia razón al quitárselo, creo que es descalificarse a si mismo. El electorado nunca se equivoca, nos guste o no el resultado.

Por cierto, el atentado no nos condiciono el voto, ya que somos lo suficientemente maduros, como para tener el voto decidido sabiendo que era lo que queriamos para nuestro país, que deseamos sea lo mejor.

Saludos a todos.