10 de Diciembre, 2004


La Tele Basura, los codigos y los Padres.

¿Qué es la Tele Basura? Esta parece una pregunta difícil de contestar escuchando a muchos profesionales de la comunicación. Estos dicen que por un lado, puede ser los programas de televisión con contenidos deleznables, poco educativos o decorosos, etc. Por otro lado, otros muchos profesionales dicen que programas que cualquier persona medianamente sensible, calificaríamos de esta manera, no lo son, porque están hechos con gran calidad técnica y profesional. A esto lo llamamos quedarse con la forma y no con el fondo. Suerte que gran parte de la sociedad prefiere quedarse con el fondo del mensaje y no engañarse con sus formas, aunque en ocasiones puedan ser muy sugerentes.

El termino Tele Basura nació para definir la programación de Tele 5 en sus momentos iniciales, con personajes del calado de las “Mamas Chichos”, o don Julián Lago, y su Maquina de la Verdad, otrora periodista de cierto prestigio, o los numerosos programas que nacían y desaparecían como hongos. Esta definición también se refería a los momentos mas duros de la Contraprogramación (la actual no es ni un juego de niños con respecto a esos tiempos no tan lejanos). Todas esta estrategia de Tele 5 poco a poco fue seguida por las demás cadenas, dando como resultado la "abominacion" de televisión que tenemos hoy día, a lo que se debe sumar en todas las televisiones publicas, la manipulación de los gobiernos de turno, para las auto – alabanzas y el ataque hacia el contrincante político.

Aun pudiendo caer en el riesgo de una censura que no solo se ejerza contra esta televisión de pésimos contenidos, creemos que se debe dar algún código real de control y regulación y que se cumpla. Hay numerosas normativas sobre la publicidad que se pueden emitir durante las películas, sobre que contenidos se pueden dar en ciertas franjas horarias, etc. y que son incumplidos sistemáticamente. Por eso, mas que un nuevo código, pedimos, por no decir exigimos, que lo que se desarrolle se cumpla, estableciéndose los mecanismos mínimos para esto.

Sin embargo y a pesar de lo dicho, no podemos obviar una variable fundamental que es el control de los adultos de los programas que ven los niños. No podemos estar pidiendo una televisión que proteja a los tiernos infantes, cuando son los padres los primeros que no se preocupan de sus progenies. Hoy día, todos los padres piensan que es en los centros docentes donde se tienen que ocupar íntegramente de la educación de sus hijos. Lo más gracioso de todo, es que muchos se indignan si reciben clases de educación sexual. Señores padres, como no las van a recibir si ciertos padres se preocupan mas del coche, del perro o del dvd, que de sus propios hijos. Hoy en la tertulia de la gran Maria Teresa Campos, uno de sus contertulios ha dicho que menos códigos éticos y más educar a los padres. Suscribimos dicha afirmación. Pero mientras los padres no sean re – educados, que de una vez se cumplan los códigos sobre programación. Solo pedimos eso. No creemos que sea tanto.

Saludos a todos.