El Peso de los Informes.

La comparecencia de ayer fue distinta a la del anterior Presidente del Gobierno, señor Aznar. Las posibles diferencias no fueron únicamente en las formas o en el fondo. Fueron en algo mucho mas importante, ya que mientras el señor Aznar se baso en sus propias experiencias y en sus convicciones, el señor Rodríguez Zapatero presento además de sus convicciones en ciertos momentos de la larga intervención, informes y datos que apoyaban sus manifestaciones.

En el segundo turno del representante popular, este acuso al presidente de manejar unos informes “fabricados” tras la comparecencia de Aznar, por un funcionario cercano al PSOE. Esta descalificación de unos documentos oficiales nos llevan a hacernos una serie de reflexiones:
1) Se esta desacreditando la labor de las FSE por interés partidistas, al acusarse de usar informes “amañados”. Si esto es costumbre en las FSE, nos podemos retrotraer en el tiempo y desacreditar otros tipos de informes, que si podrían beneficiar al anterior gobierno. Por tanto, antes de cuestionar la labor de profesionales, independientemente de su adscripción ideológica, deberíamos aportar pruebas que demuestren que sean falsos, ya que el señor Zaplana admitió que esos informes hablaban de la situación de la investigación al día 4 de Diciembre del 2004. Por tanto, a nuestro entender, admitió que esos informes eran validos para la fecha de su emisión.
2) Esta descalificación de profesionales, no se esta realizando por no haber sido capaces de actuar contra el peligro islamista y si para proteger intereses partidistas que a la ciudadanía de este país no nos importan.
3) El señor Zaplana no pudo aportar ningún dato que demostrase que esos informes aparte de haber sido “cocinados” hayan incurrido en ninguna falsedad, ya que haber sido así, tendría que haberlo denunciado inmediatamente.

Uno de los elementos más importante de la comparecencia de ayer, fue la utilización de datos e informes por parte del Presidente del Gobierno, mas allá de meras opiniones o convicciones. Estos informes por tanto, serian unas pruebas periciales, por las cuales a día de hoy y tras ocho meses de investigación, no habría ningún dato ni indicio de una conspiración entre los asesinos de ETA y los de grupos de la Red AL QAEDA.

Por tanto, el señor Rodríguez Zapatero, estemos o no de acuerdo con él, con sus ideas o con su gestión, creemos que ha apoyado con pruebas (nos remitimos a lo dicho, Zaplana no pudo demostrar que esos informes fueran falsos) sus afirmaciones y por eso, nos deberíamos felicitar, por usar datos objetivos y no meras opiniones personales.

Saludos a todos.