Nuestra Carta abierta a sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.

A sus Majestades los Reyes Magos de Oriente:

Sabemos que somos muy mayores, para que aun les mandemos una misiva para sus Majestades sin tener hijos. Sin embargo, como hay veces que somos tan “ingenuos”, aun creemos en sus Majestades, por eso les mandamos esta epístola, deseando que nos traigan los regalos que solicitamos y que el inminente 2005 sea un gran año. Por eso, les vamos a solicitar una serie de regalos, ya que nunca se lo pediríamos al gordo de Atlanta y no porque vaya de rojo, sino porque es una marca registrada globalizadora sin la magnificencia de vuestras excelencias:

- La Paz y la no violencia, tanto para nuestro propio país como para el resto del mundo. No solo que no haya guerras o violencia terrorista. Nos referimos también a los que entienden que tratar bien a su esposa, amiga y compañera es no golpearlas todos los días o donde no se vean las marcas, o que tratan mejor a los perros de los vecinos que a sus propios hijos o denuncian al futbolista “leñero” y sin embargo en su interior son peores que él.
- Que la violencia no exista bajo ningún concepto y que los ejércitos y policías estén para proteger a sus ciudadanos y no para causar muerte y destrucción a otros pueblos.
- Que haya una mejor redistribución de la riqueza, para que el mundo sea un poquito mas justo y no tengan que salir de sus hogares muchas personas para buscarse un futuro mejor en otras tierras (tanto dentro de sus países como hacia otros).
- Que los jueces no se equivoquen e impartan Justicia igual y equitativa para todos, independientemente de su sexo, raza, religión o ideas políticas.
- Que los políticos se preocupen un poco menos de sus propios intereses y que realmente se preocupen por las necesidades e intereses de sus electores.
- Que intentemos dialogar todos un poquito mas para resolver cualquier problema(desde nosotros mismos con las personas que nos rodean, hasta a todos los políticos).
- Que todo aquel alumno que este en un aula se dedique a construir y a desarrollar su proceso de aprendizaje, tanto para su propia formación como para mejorar entre todos al país y que todos los profesores ayuden a todo aquel alumno que lo necesite para que realice su aprendizaje.

Por el momento no se nos ocurren mas regalos. Como enviamos a sus majestades esta carta abierta, esperamos que sean indulgentes si ampliamos nuestras peticiones, que sabemos serán muy difíciles de lograr. Pero para eso vuestras excelencias son los Reyes Magos de Oriente y nosotros con nuestra ingenuidad casi infantil, creemos en Vuestras Majestades.

Saludos a sus Majestades.


Posdata: Se nos olvidaba. Pedimos que estos regalos permanezcan a lo largo de todo el año y no solo durante estas festivas fechas. A propósito, animamos a todo aquel lector que lo desee, deje la petición que él haría a sus majestades.

Aprovechamos para desear a todo aquel que visite esta bitacora, una FELIZ NAVIDAD Y UN MUY PROSPERO AÑO NUEVO.