6 de Febrero, 2005


Los "amigos invisibles" el control de los medios y editores de bitácoras

Los periodistas como colectivo lleva una temporada que no dan una los pobrecillos. Entre periodistas que aceptan por buena cualquier imagen o testimonio sin tener el mas mínimo interés, como se ve en los artículos ”Una historia en tres capítulos en Guerra eterna” o ”Y siguen cayendo los golpes” en Guerra eterna en oriente Medio en verificar los datos obtenidos o que tras ocurrir cualquier suceso, cada información da un numero distinto de hijos, una edad distinta para un fallecido, etc. los que hacen mas caso a los “amigos invisibles” que a la realidad y se inventan reportajes que les dan el premio Pulitzer, y por ultimo, cuando hay periodistas de la competencia e intelectuales como José Saramago que denuncian que las plumas de los periodistas estas vendidas actuando como “sofistas” defendiendo la verdad de quien les paga, el colectivo periodístico internacional esta de “capa caída” como vemos en el articulo ¿Quien dirige a los medios? en Sonia Blanco.

Si en EE.UU. el periodismo cada vez esta mas sometido a los dictadores de los empresarios mediáticos, de las empresas que compran la publicidad en los medios ante cualquier amenaza de dejar de hacerlo en otros países con menor tradición entre la prensa de ser “el fiscal popular” de los actos de los gobiernos y con una mayor tradición de ser plataformas políticas, no nos podemos extrañar de las pugnas mediáticas que hay entre los grandes grupos de comunicación y el desinterés muchas veces de atenerse a la Verdad y si a las consignas de sus jefes, que no siempre son los redactores jefes o los directores de los periódicos y si personas que están por encima. Da mucha pena ver los titulares de varios periódicos o de una de las tertulias de la noche, sea Hora 25, la Linterna o la Brújula, y saber antes de comenzar cual será el enfoque de cada una de ellas y de sus contertulios o tener que recurrir a leer varios periódicos para poderte crear una imagen lo mas neutra posible de una noticia.

Luego se quejan, como manteníamos en el anterior que cada vez tengan mas peso (en comparación con EE.UU. aun ínfimo) ciertas bitácoras en vez los periódicos, ya que aunque estén tan condicionadas o mas que muchos periódicos, al menos lo tienes asumido frente a esa hipotética objetividad periodística que no existe en la realidad, salvo muy contadas excepciones.

A esto tenemos que añadir que hay periodistas que editan sus propias bitácoras, por lo que pueden tener mas libertad al defender ciertos asuntos que al realizar sus artículos o reportajes desde un medio convencional. Esto no quiere decir que no estén condicionados por sus posiciones ideológicas o personales (bagaje intelectual) pero lo están tanto como lo podemos estar nosotros mismos o cualquiera de nuestros lectores, por lo que aceptamos ese presupuesto cuando leemos a Magda Bandera; Sonia Blanco; Nacho de la Fuente; Iñigo Sáenz de Ugarte o Juan Varela entre otros muchos que se nos quedan en el tintero.

Esperemos que antes de continuar con esta tendencia, se dé una reflexión seria y serena entre los responsables de los medios e incluso entre las distintas facultades, para que unos encaucen sus “empresas” hacia la investigación de la Verdad como notarios coetáneos de la sociedad (como notarios del tiempo pasado estamos los (proyectos) de Historiadores) y otros aprendan como ser buenos profesionales cuando abandonen la facultad.

Saludos a todos.



ACTUALIZACION:
En esta línea que manteníamos ayer, Juan Varela de Periodistas 21 ha publicado hoy en su bitácora un interesantísimo articulo titulado Transparencia, honestidad y lealtad a los ciudadanos . En dicho articulo se resume lo que debería ser la prensa en nuestra modesta opinión.