Cambio de escenario. CSI: Nueva York

Ya comienza. Pronto estará aquí. Por supuesto que no nos referimos a la nueva edición de Gran Hermano, la Casa... Aventuras en el Mundo Perdido ni a ninguno de esos programas. Nos referimos a CSI: Nueva York (Sonia Blanco realizo una reseña basada en los episodios emitidos por la CBS el 24 – IX- 04. Si hace cerca tres años cuando estreno Tele 5 CSI fue un pelotazo, al revitalizar el genero de series policíacas con un equipo de científicos metidos a policías, que llevaban un arma casi por obligación (en un episodio decía Grisson que el nunca la había tenido que desenfundar), meses mas tarde se estreno CSI: Miami, donde quizás eran más “arquetípicos” los personajes y donde parecían que los productores habían querido recoger mas el espíritu policial y dejar un poco de lado el científico.

Ayer Tele 5 emitió un episodio, en el cual por la investigación de un brutal crimen, se desplaza el jefe del equipo, Horacio Cane (David Caruso) a Nueva York, conociendo allí al jefe del equipo criminalistico del Distrito 1, inspector Taylor (Gary Sinise). Viendo el episodio, se ve el cambio de fotografía. Luminosa y llena de colorida pasa a grisacea y húmeda en la ciudad del rio Hudson. Esta misma “jugada” la realizaron los productores para presentar a CSI: Miami, al ir desde Las Vegas dos miembros del equipo de Grissom a seguir la pista a un sospechoso hasta el estado del gobernador Bush hermano (si, ese mismo, el de la “Republica” española).

Ayer apenas se pudo intuir como serán los personajes, mas allá del de Gary Sinise, protagonista casi absoluto del episodio, que daba la sensación de un policía defraudado por los políticos y por el sistema (cuando conoce a Cane, discuten quien se llevara al sospechoso para juzgarle y condenarle. Cane dice que en Florida hay la pena de muerte, a lo que le contesta Taylor que en el estado de Nueva York, también. Ante esto, Cane le dice que cierto, pero que no se aplica desde 1976, a lo que responde, aceptando que su “sospechoso” vaya a Florida, que “políticos”).

Quizás estemos ante un personaje quemado, mas aun teniendo los niveles de delincuencia en Nueva York. También en un momento dado se ve como la metodología del equipo neoyorquino es diferente al que desarrolla Cane. Esto puede ser un detalle interesante, ya que el éxito de CSI, en nuestra modesta opinión, se debe a que no son los típicos policías de disparo fácil de tantas otras series y películas (“disparar primero y preguntar después) y a que nos muestra la metodología de trabajo de la policía científica, recogiendo tal vez la herencia de Sherlock Holmes y sus estudios de la ceniza, pero que apenas han tenido desarrollo ni en películas ni en series de televisión, mas que como el personaje que siempre sale y les da alguna información relevante para los “verdaderos” policías que son los que se patean las calles.

Esperemos que las diferencias entre ambas serias vayan mas allá de esto, con personajes muy distintos y bien perfilados, situaciones novedosas, etc. siendo algo mas que una copia del CSI original, aunque tenemos que señalar que somos conscientes de las dificultades de todo esto. Ayer tuvo buena pinta la serie, quizás porque Sinise es un actor carismático para nosotros después de verle en Forest Gump, Apolo XIII, Misión a Marte, Ojos de Serpiente (Snake Eye), Rescate, entre otras películas (somos de los que pensamos que un actor solo demuestra su calidad cuando realiza un papel de villano creíble). Es muy pronto para ver el futuro de la serie, aunque posiblemente en cuanto terminen los episodios actuales de CSi: Miami y tras un pequeño descanso, comencemos a ver como trabaja el equipo del inspector Taylor.
Saludos a todos.