4 de Marzo, 2005


Berlusconi y la Grandeza de Italia.

Lo que parecía una buena noticia para Italia se ha convertido en una oscura noticia, tras haber sido tiroteado por efectivos norteamericanos el convoy que transportaba a la liberada periodista italiana Giuliana Sgrena como leíamos en Guerra eterna en Oriente Medio , causando la muerte a un miembro de la Inteligencia Militar italiana. Ante dicha acción, el primer ministro Berlusconi, ha llamado a consultas al embajador norteamericano en Italia, añadiendo como aparece en El Mundo "por un incidente tan grave, que alguien deberá asumir la responsabilidad"< .

La actitud del señor Berlusconi es la que debe tomar cualquier jefe de gobierno de cualquier democracia ante la muerte de un ciudadano de su país por fuerzas militares de un tercero. Aunque no hablen mas que de arte romano, al menos de cara a la galería, el primer ministro ha actuado de la forma correcta para salvar la dignidad italiana, ya que el hecho de tener que ir el embajador a ver al primer ministro, supone una reprimenda, aunque no vaya mas allá que esa representación diplomática.

Que diferencia con nuestro anterior gobierno, donde el señor Aznar, ante la muerte de un ciudadano español por las tropas norteamericanas, ni llamo al embajador ni hizo una declaración de condena sobre dicho "incidente" siendo ingenuo, ni tampoco pedir que se abriera una investigación oficial ni nada por el estilo. El Pentágono por el contrario, ya ha anunciado que abrirá una investigación para aclarar el "incidente".

La actitud del señor Berlusconi, tan aliado del señor Bush ante la guerra de Irak como el señor Aznar, aunque no saliera en la foto de las Azores, mantendrá a salvo la dignidad de Italia. Posiblemente el gobierno italiano no vaya mas allá de esta llamada al embajador norteamericano. Pero al menos ha demostrado cierto margen de soberanía y de independencia, que en el caso de la muerte del señor Couso brillo por su ausencia. Así es como se defiende y se demuestra la "grandeza" de un país, manteniendo aunque solo sea de "cara a la galería" la independencia y la soberanía italiana dando una reprimenda formal al embajador del país que ha ocasionado la muerte de un ciudadano italiano. Siendo Berlusconi un personaje "lúgubre" y el señor Aznar un mejor presidente de lo que pasada a la Historia, sobre todo por su primera legislatura, tenemos que alabar la rapidez y la reacción que ha tenido el primer ministro italiano.

Quizás de haber defendido mejor a los españoles y no haberse empeñado en una postura de "seguidismo" el PP hubiera tenido otro resultado electoral. No olvidemos, que Berlusconi también fue otro de los grandes impulsores de la Guerra de Irak. Pero mientras que unos salían en las fotos, los que actúan desde bambalinas siempre tienen mucho mas margen de maniobra para actuar y para "lavar la imagen" ante su electorado, aunque mantengan una gran amistad con el señor Bush, como se vio con el abrazo que le dio poco después del saludo a nuestro actual Presidente del Gobierno. Italia hoy ha demostrado su grandeza. El señor Aznar prefirió no ofender a su"amigo"y se olvido, que era el Presidente de todos los españoles, incluido el señor Couso y su familia y que su principal preocupación, debía de ser no liberar a Irak de un dictador y si salvaguardar y proteger a los ciudadanos españoles y tomar las medidas necesarias para castigar su muerte.

Saludos a todos.

Canovas del Castillo y el nivel cultural de los politicos españoles actuales.

Don Antonio Canovas del Castillo , el líder del Partido Conservador además de arquitecto de la Restauración y del turno de partidos con el Liberal de don Práxedes Sagasta, además de brillante político y abogado, también fue historiador y hombre de amplia cultura. En esos momentos, como dicen muchos veteranos periodistas parlamentarios, el nivel de los debates era de gran nivel, con oratoria de verdad y dotes de erudición. Por desgracia esa brillantez y ese bagaje cultural en nuestros políticos se ha perdido hoy día (gracias a Dios, los elementos negativos del “turno de partidos” tampoco nos han llegado hasta nuestros días).

Hoy día para cualquier trabajo, incluso de dependiente o de camarero te exigen ingles o algún idioma, salvo para ser político. Ni siquiera los idiomas son necesarios para ser Presidente del Gobierno, como nos han demostrado esta misma semana el señor Rodríguez Zapatero o incluso estando ya en el retiro académico y durante sus años de gobierno, don José Maria Aznar.

Tampoco es necesario poseer unas nociones mínimas de Historia, ni de España ni de Universal. Piensan que con leer un par de libros y mal asimilarlos, ya basta para dar conferencias de Historia o impartir docencia en universidades norteamericanas (si el nivel de los docentes, es como el del señor Aznar, no nos extraña que contraten tanto profesor extranjero) como demostramos en nuestro articulo titulado “Aznar y su manipulación de la Historia” del día 17 de noviembre del 2004.

Por suerte, como nos dice nuestro amigo Juan Pedro Quiñonero , no escuchamos el inicio de la intervención del Presidente del Gobierno en la Asamblea Nacional francesa. Pero lo que sí escuchamos fue la conversación en frances, de nuestro “brillante” ministro de defensa, don José Bono, con su homologo británico. Intentando parecer “culto” (no olvidemos que mientras el ingles es una lengua vehicular, el frances es una lengua de “cultura”) hizo el ridículo con el ministro británico, enseñándole Toledo. Desconocemos si su homologo hablaba frances o le llego a comprender, ya que nosotros no entendemos frances, pero sin embargo comprendíamos lo que decía el señor Bono, ya que parecía una mezcla de “fracellano”.

Si los ejemplos del señor Aznar, Rodríguez Zapatero y Bono, son una muestra del nivel lingüístico y cultural de nuestros políticos, no nos extraña que en su día, el señor Piterman, actual propietario del Deportivo Alavés y en su día máximo accionista del Racing de Santander, dijera durante su polémico intento de entrenar al Racing. De “cualquier (insulto) puede ser presidente del gobierno”.

Mientras tanto, al resto de los españoles, que no viven de la política teniendo que dedicarse a otros oficios, están “reciclándose” y actualizando continuamente sus conocimientos casi para cualquier tipo de trabajo para ser competitivos, como nos decía el Consulto Anónimo hace algunas fechas. Quizás por eso, precisamente tenemos los (in)competentes de muchos políticos.

Saludos a todos.