Canovas del Castillo y el nivel cultural de los politicos españoles actuales.

Don Antonio Canovas del Castillo , el líder del Partido Conservador además de arquitecto de la Restauración y del turno de partidos con el Liberal de don Práxedes Sagasta, además de brillante político y abogado, también fue historiador y hombre de amplia cultura. En esos momentos, como dicen muchos veteranos periodistas parlamentarios, el nivel de los debates era de gran nivel, con oratoria de verdad y dotes de erudición. Por desgracia esa brillantez y ese bagaje cultural en nuestros políticos se ha perdido hoy día (gracias a Dios, los elementos negativos del “turno de partidos” tampoco nos han llegado hasta nuestros días).

Hoy día para cualquier trabajo, incluso de dependiente o de camarero te exigen ingles o algún idioma, salvo para ser político. Ni siquiera los idiomas son necesarios para ser Presidente del Gobierno, como nos han demostrado esta misma semana el señor Rodríguez Zapatero o incluso estando ya en el retiro académico y durante sus años de gobierno, don José Maria Aznar.

Tampoco es necesario poseer unas nociones mínimas de Historia, ni de España ni de Universal. Piensan que con leer un par de libros y mal asimilarlos, ya basta para dar conferencias de Historia o impartir docencia en universidades norteamericanas (si el nivel de los docentes, es como el del señor Aznar, no nos extraña que contraten tanto profesor extranjero) como demostramos en nuestro articulo titulado “Aznar y su manipulación de la Historia” del día 17 de noviembre del 2004.

Por suerte, como nos dice nuestro amigo Juan Pedro Quiñonero , no escuchamos el inicio de la intervención del Presidente del Gobierno en la Asamblea Nacional francesa. Pero lo que sí escuchamos fue la conversación en frances, de nuestro “brillante” ministro de defensa, don José Bono, con su homologo británico. Intentando parecer “culto” (no olvidemos que mientras el ingles es una lengua vehicular, el frances es una lengua de “cultura”) hizo el ridículo con el ministro británico, enseñándole Toledo. Desconocemos si su homologo hablaba frances o le llego a comprender, ya que nosotros no entendemos frances, pero sin embargo comprendíamos lo que decía el señor Bono, ya que parecía una mezcla de “fracellano”.

Si los ejemplos del señor Aznar, Rodríguez Zapatero y Bono, son una muestra del nivel lingüístico y cultural de nuestros políticos, no nos extraña que en su día, el señor Piterman, actual propietario del Deportivo Alavés y en su día máximo accionista del Racing de Santander, dijera durante su polémico intento de entrenar al Racing. De “cualquier (insulto) puede ser presidente del gobierno”.

Mientras tanto, al resto de los españoles, que no viven de la política teniendo que dedicarse a otros oficios, están “reciclándose” y actualizando continuamente sus conocimientos casi para cualquier tipo de trabajo para ser competitivos, como nos decía el Consulto Anónimo hace algunas fechas. Quizás por eso, precisamente tenemos los (in)competentes de muchos políticos.

Saludos a todos.