La Grandeza de Italia ( II ) y la llamada del señor Bush.

Siguiendo la noticia del “incidente” entre los vehículos que acompañaban a la periodista italiana Giuliana Sgrena podemos ver El Mundo " como el señor George Bush llamo al señor Berlusconi llamo “... a un amigo para expresarle nuestro pesar por el incidente". Curioso que después de llamar al embajador norteamericano en Roma a que “de explicaciones”, el señor Bush llame a su amigo. Quizás algunos pensaban que el desairar al señor Bush podría ser contraproducente para los intereses del país o para los propios.

Junto con la llamada, normal en todo buen amigo, el portavoz de la Casa Blanca, ha dicho que existe cooperación con las autoridades italianas y que lamentan la muerte provocada por el “incidente”, a la vez, que como decíamos ayer, el Pentágono iba a abrir una investigación sobre lo ocurrido.

En Guerra eterna en Oriente Medio nos dan una serie de datos sobre hacia donde se dirigía el convoy o como paran los norteamericanos a coches sospechosos y que pueden ser hostiles, debido a la psicosis existente entre las fuerzas norteamericanas y aliadas desplegadas sobre el terreno (no debemos olvidar el brutal atentado provocado por terroristas, de esta semana con mas de cien muertos).

Por todo esto, ayer alabábamos la actitud del primer ministro italiano, pidiendo, aunque solo sea formalmente explicaciones. Algunos nos dirán que eso es demagogia, que solo es guardar las apariencias y estamos de acuerdo. Pero es que la política muchas veces son cuestiones de Forma, estimados lectores.

El señor Berlusconi, el cual es un oportunista que sabe a que carta quedarse en cada momento, esta actuando y dando una muestra de firmeza, que no existió en el caso de la muerte de José Couso. Eso quizás sea debido a que al actuar desde la sombra, en función de sus intereses, puede cambiar la posición y negociar con varios interlocutores a la vez, no sucediendo eso con el señor Aznar ante EE.UU. y nos tememos que tampoco sucederá con el señor Rodríguez Zapatero y su actitud ante Francia, pasando de ser los “sirvientes” de EE.UU. a los de Francia. Mientras, Italia seguirá jugando en la “Champion League” al poder modificar sus posturas según cada momento. Quizás por esa actitud, Italia hoy día esta en el G – 7 y España aspira a entrar algún día, aunque no creemos que llegue a darse el caso, por su escasa relevancia internacional. La relevancia no solo se adquiere mandando contingente simbólicos, también demostrándola diplomáticamente en los momentos oportunos y como dictan las normas diplomáticas y no el populismo del actual Gobierno o actitudes “ que parecen mas propias de una red “clientelar” que de un gobierno soberano.

Han muertos otros periodistas, como Julio A. Parrado días antes o Julio Fuertes o Ricardo Ortega. Pero en estos casos, fueron asesinados por una acción de combate o por unos bandidos o por un fuego cruzado, aunque desde Antena 3 se diga que le pudieron matar los “marines” que iban a protegerle y piden justicia y una investigación que aclare lo que sucedió, a lo cual nos sumamos. Otro caso, que nos pillana siendo niños, fue el de Juantxu Rodriguez, que murio por el fuego de los marines en Panama (1989).

Lo grave de la muerte del señor Couso, fue que un blindado, con poderosas lentes de aumento, disparo tras observar el Hotel Palestina, hogar de la mayor parte de los corresponsales, varios minutos. Es mas, nosotros no consideramos responsables a la tripulación del M1. A quienes consideramos responsables por la cadena de mando es al mando norteamericano de la unidad del blindado y a los responsables de las unidades que entraron en Bagdad. Por eso que se diga que fue un “accidente” es ridículo.

Lo que tenia que haber hecho nuestro gobierno, nada mas saberlo era haber pedido explicaciones al embajador y condenar dicho “incidente”, aunque en la reunión no hablasen mas que de Goya y Velázquez y no ese silencio, parece que por miedo a perder la “amistad” de alguien, actitud propia de simples conocidos que quieren ser algo mas y no de verdaderos amigos.

De haber sido a la inversa, un periodista norteamericano muerto por un soldado español, el señor Bush no se hubiera conformado seguramente con llamar al embajador español en Washington. Por desgracia, parece que el gobierno italiano además de ser nacionalista, es mas efectivo para defender la Grandeza de Italia y para pedir explicaciones sobre la integridad de sus ciudadanos.

Saludos a todos.