28 de Marzo, 2005


Anasagasti, la "Brunete mediatica" y el cuento del pastorcillo y el lobo.

Ayer leíamos en el ABC que Anasagasti colocaría una «cortina de ondas» para bloquear a la «Brunete mediática» . La síntesis de esta noticia, es que desde Madrid se lanzan todos los medios de comunicación, cual División Mecanizada "Brunete" nº 1" contra el PNV identificando a este partido con todos los vascos y como diría Don Juan José y vascas.

Curiosamente el señor Anasagasti utiliza los mismos argumentos que manejan políticos del PP y del PSE – PSOE al referirse a los “gudaris” mediáticos del PNV contra el llamado bloque constitucionalista o españolista.

Esta mañana leyendo a Egocrata planteaba el hecho de cómo Ibarretxe pide lo que no quiere .

Es muy gracioso que hablen ya de la famosa “Brunete mediática” cuando posiblemente en las elecciones de Mayo del 2001 fueron de forma involuntaria su máximo aliado. Como dijo el profesor Tusell en El Aznarato donde decía en referencia a dicha consulta electoral “Al margen de errores individuales y colectivos , la ofensiva antinacionalista se entendió como la agresión a un pueblo” (TUSELL, J.: El Aznarato, El gobierno del partido Popular, 1996 – 2003, Barcelona, Suma de Letras, p.328).

Lo mejor que le puede pasar al PNV es que desde los medios nacionales se vuelva a reeditar los modos informativos que se dieron en los meses previos a las elecciones de mayo del 2001. Ese discurso victimista de todos los nacionalistas (vasco, catalan, español, serbio, etc.) ayer comenzó a darse con las declaraciones del senador Anasagasti.

Todo lo que pueda plantearse como una agresión de medios de comunicación no nacionalistas o no afines a los postulados del PNV forma parte de esa “brunete antivasca”, como si fuera el PNV quien diera certificados de “buen vasco y vasca”(suponemos que no lo seria Unamuno, Juan Sebastián Elcano, Churruca entre otros muchos que ahora no se nos ocurren), de la misma forma que el PP no es quien debe dar certificados de “buen español”.

De hecho, en las ultimas semanas el panorama acerca de las elecciones vascas no tienen ni comparación con la situación previa a la consulta electoral. Puede que todos los medios, por ética periodista si somos ingenuos o porque aprendieron de sus errores y vieron que hicieron un flaco favor hacia las posturas constitucionalistas han aprendido que no hay que implicarse tanto a favor de una opción, mas aun cuando los electores de Cantabria, La Rioja o Málaga no votan en las elecciones vascas, salvo el porcentaje de voto por correo, ya que muchos de los “exiliados” quizás estén empadronados en sus nuevos lugares de residencia.

Quizás por esa misma razón desde el PNV se deba recordar la existencia de esa “brunete” ya que esta vez se han quedado en sus cuarteles sin intervenir de manera tan directa en la lucha electoral y eso no movilice tanto al electorado (80% de participación siendo la mas alta de las consultas electorales vascas si la memoria no nos falla criticando la alta participación el señor Mayor Oreja cuando antes de las elecciones la había pedido). Quizás solo por eso, se este diciendo “que viene el lobo” sin darse cuenta, que al final al pastorcillo se lo come el lobo por decirlo tantas veces.

Saludos a todos