8 de Abril, 2005


El viaje de Rodriguez Zapatero, el viaje de los reyes y las campañas por el Transporte Publico.

Hay ocasiones en que cuando escuchamos mensajes ecologistas nos ponemos a rechinar dientes y esperamos que en este caso nadie nos llame demagogos ni nada por el estilo. Nos piden nuestros “representantes” que usemos los autobuses o el tren, cuando en muchas ocasiones no respetan los mas mínimos horarios, hay problemas de tráficos, etc. para ahorrar combustible y contaminación. Que no nos bañemos para ahorrar agua, que controlemos la energía en nuestros hogares, etc.

Sin embargo muchas veces son nuestros políticos los primeros que se olvidan de todos esos mensajes que ellos nos “recomiendan”. Quizás el hecho de ocupar un escaño cuando no es la Presidencia del Gobierno, se olvidan de los transportes públicos y demás recomendaciones “ecologistas”.

Que leamos en cualquier medio, que el señor Rodríguez Zapatero recibió en Roma a los Reyes cuando se habían adelantado unas horas al regio viaje, es para rechinar los dientes como decíamos. Suponemos que en este tipo de cosas, se debería haber gestionado una única agenda para que todos fueran de una vez y no cada uno por su cuenta, malgastando recursos económicos y energéticos como tantas veces recriminan a quienes les pagan el sueldo.

Que nos pidan que vayamos en autobuses o trenes llenos, muchas veces incómodos por la afluencia de gente que los usan por diversos motivos y que luego nuestro Presidente del Gobierno tome un vuelo con su Ministro de Exteriores y quien teóricamente controla el principal partido de la oposición en un vuelo y horas mas tarde, en otro vuelo lleguen a Roma sus Majestades es para indignarse.

Que sepamos, maniqueamente es la Izquierda quien defiende supuestamente el reciclaje y posiciones ecologistas y la Derecha quien supuestamente pasa por insolidaria de todas estas medidas. También sabemos que nuestros aviones no son el Air Force One de los EE.UU. pero que en un mismo avión no haya podido ir tanto la comitiva del Jefe del Estado y la del Jefe de Gobierno, es para reírse de tantas campañas sobre el ahorro energético.

Luego pedirán que reciclemos, que usemos el coche lo mínimo, etc. cuando ellos se permiten el lujo de hacer dos vuelos cuando se podía haber realizado un único viaje. Menudo ejemplo dan incluso en cosas en las que deberían ser especialmente sensibles sus “señorías”.

La muerte de Jose Couso.

Sin pretender parecer que tenemos ningún tipo de obsesión con ningún político o ex – presidente de gobierno, hoy hace dos años de la muerte, asesinato, homicidio, crimen de guerra, accidente, etc. de José Couso. En función de con quien se hable te dirá que fue un desafortunado accidente, que fue un acto premeditado, que fue un asesinato, que fue una acción bélica, etc.

El viernes día 4 de marzo y el el día 5 del mismo mes, ya expresamos nuestra opinión con respecto al tiroteo en el cual fue muerto el agente de inteligencia Incola Calipari y hablábamos de las diferentes actuaciones entre el gobierno de Italia y el anterior Gobierno de España, por lo que remitimos allí a quien quiera saber nuestro posicionamiento.

La familia del señor Couso, por tanto es una pagina “partidista” por motivos propios (tan tan “partidista”como lo puedan ser las victimas del terrorismo ETARRA o ISLAMISTA con todos los respetos por tanto con sus opiniones ante el dolor de la perdida de un familia, como ya lo hemos expresado en diversas ocasiones) realizo una pagina donde se describen las acciones llevadas por la familia, protestas, artículos relacionados con dicha muerte, etc.

Viendo las imágenes del tanque y que el mismo día se atacara a la sede de Al Yazira
el general Gonzalo Jar en un informe (pdf) plantea que fueran objetivos “bélicos los periodistas” por diversos motivos solo conocidos por el alto mando estadounidense.

Algunos preguntan si los periodistas tienen bulas para no ser blancos de los contendientes. Efectivamente quien esta en un campo de batalla, puede ser un objetivo de forma mas o menos consciente de los contendientes, como fue el caso de Julio A. Parrado, de Ricardo Ortega o de Juantxu Rodríguez o por las partidas que se pueden dar en un país azotado por la guerra y con vació de poder, como fue el caso de Julio Fuerte.

Pero el caso de Couso no fue ese. Estaba en un hotel, que se había declarado como el lugar de concentración de los periodistas y que deberían haber tenido en los mapas tácticos señalados las vanguardias estadounidenses como una “zona no hostil”. No fue un disparo inmediato, ante un francotirador o un observador avanzado. Fue un disparo tras varios minutos de espera y de observación y que posiblemente fue debido a que algún oficial quería “asustar” a los periodistas para que no “estorbaran”. Nosotros no culpamos a los tanquistas que dispararon. Nosotros responsabilizamos a quienes dieron la orden a la tripulación del tanque para disparar.

Desde ayer Juan Varela esta recordando la muerte de Jose Couso. Suponemos que Informativos tele 5 y Guerra eterna en Oriente Medio hoy harán algún tipo de reportaje o de recordatorio para su compañero.

Esperemos que para próximos enfrentamientos militares y acciones bélicas en ciudades, los norteamericanos actualicen sus mapas tácticos, y no vuelva a dispararse sobre ningún otro hotel lleno de periodistas, ni vuelvan destruir ninguna embajada de la Republica Popular China durante un bombardero.