El viaje de Rodriguez Zapatero, el viaje de los reyes y las campañas por el Transporte Publico.

Hay ocasiones en que cuando escuchamos mensajes ecologistas nos ponemos a rechinar dientes y esperamos que en este caso nadie nos llame demagogos ni nada por el estilo. Nos piden nuestros “representantes” que usemos los autobuses o el tren, cuando en muchas ocasiones no respetan los mas mínimos horarios, hay problemas de tráficos, etc. para ahorrar combustible y contaminación. Que no nos bañemos para ahorrar agua, que controlemos la energía en nuestros hogares, etc.

Sin embargo muchas veces son nuestros políticos los primeros que se olvidan de todos esos mensajes que ellos nos “recomiendan”. Quizás el hecho de ocupar un escaño cuando no es la Presidencia del Gobierno, se olvidan de los transportes públicos y demás recomendaciones “ecologistas”.

Que leamos en cualquier medio, que el señor Rodríguez Zapatero recibió en Roma a los Reyes cuando se habían adelantado unas horas al regio viaje, es para rechinar los dientes como decíamos. Suponemos que en este tipo de cosas, se debería haber gestionado una única agenda para que todos fueran de una vez y no cada uno por su cuenta, malgastando recursos económicos y energéticos como tantas veces recriminan a quienes les pagan el sueldo.

Que nos pidan que vayamos en autobuses o trenes llenos, muchas veces incómodos por la afluencia de gente que los usan por diversos motivos y que luego nuestro Presidente del Gobierno tome un vuelo con su Ministro de Exteriores y quien teóricamente controla el principal partido de la oposición en un vuelo y horas mas tarde, en otro vuelo lleguen a Roma sus Majestades es para indignarse.

Que sepamos, maniqueamente es la Izquierda quien defiende supuestamente el reciclaje y posiciones ecologistas y la Derecha quien supuestamente pasa por insolidaria de todas estas medidas. También sabemos que nuestros aviones no son el Air Force One de los EE.UU. pero que en un mismo avión no haya podido ir tanto la comitiva del Jefe del Estado y la del Jefe de Gobierno, es para reírse de tantas campañas sobre el ahorro energético.

Luego pedirán que reciclemos, que usemos el coche lo mínimo, etc. cuando ellos se permiten el lujo de hacer dos vuelos cuando se podía haber realizado un único viaje. Menudo ejemplo dan incluso en cosas en las que deberían ser especialmente sensibles sus “señorías”.