Jorge Cortell y como los nuevos "poderes facticos" intentan silenciar la disidencia

Hoy tenemos el día guerrillero. Si esta mañana hablábamos de la necesidad de defender la Filosofía defensa de la Filosofia esta tarde hemos leido en La Huella Digital como el profesor Jorge Cortell denuncia en su articulo titulado El precio de la Verdad.

Según el profesor de la Universidad Politecnica de Valencia el cual dio ayer una conferencia demostrando que las descargas en Internet no son necesariamente delito sino hay animo de lucro (Conferencia P2P = LEGAL ¿qué ha pasado?) ha recibido una serie de “mensajes” desde distintos ambitos por el cual su carrera docente y profesional esta terminada, ya que se atrevió a dar la conferencia a pesar de que desde el rectorado se intento evitar dicha conferencias por presiones de un “colectivo de gestión de derechos”, como dice el autor en el primer articulo.

Que esto ocurra en la Universidad es una muestra mas de cómo el sistema esta muy mal. Que en la Universidad que debería ser un foco de pensamiento libre y “combativo” ya que de allí salen los futuros profesionales, políticos, intelectuales, altos cargos del mañana y científicos, se actue contra una voz disidente contra el “establishment” cultural es para ponerse a llorar, como nos decía alguno de nuestros profesores ante nuestra pasividad ante muchas actuaciones incorrectas.

Que desde uno de los principales focos de investigación científico – técnica de cualquier comunidad se intente paralizar el desarrollo tecnológico, que es lo que esta haciendo la SGAE con el apoyo de la Ministra de Cultura para defender sus intereses frente al interés general de la ciudadanía, jefes por otra parte de todos los políticos aunque ellos no lo quieran reconocer, y del estado, es para cuestionarse para que sirve la Universidad.

Que en una democracia, una asociación particular pueda hacer que unos órganos de gobierno teóricamente independientes al poder político, como es la Universidad donde las leyes garantizan una independencia al rector para evitar las injerencias de los políticos en el desarrollo de una de las principales instituciones del Saber y de la Ciencia es para plantear que ese rector sea quien deje el cargo.

Uno de los motivos por los cuales se rechazo la LOU desde los rectores y se instrumentalizo a los alumnos a movilizarse contra el Gobierno del señor Aznar, fue precisamente para defender sus privilegios y la independencia de la Universidad frente al deseo político de controlar un teórico foco de critica y de pensamiento libre. Ahora vemos, como esos deseos de independencia parece que están supeditados a los intereses de una institución particular que defiende unos intereses muy concretos que no deberían estar ni por encima de los del desarrollo tecnológico ni científico de una Universidad y por supuesto mucho menos sobre los de la ciudadanía.

Suerte que estamos en democracia. Pensábamos que la depuración de profesores (la semana pasada el profesor Bernat Soria en una entrevista realizada en Canal 2 Andalucia, reconocía que él se hubiera sentido honrado si el gobierno anterior le hubiera depurado por su deseo de impulsar un centro de primer nivel de células madres como es el andaluz, porque le hubiera igualado a maestros que se enfrentaron a la Dictadura de Franco, no mereciendo el estar entre los maestros depurados) era propio de una Dictadura. Parece que en democracia, algunos colectivos, sean estos los que sean, pueden depurar profesores, que algunos consideran molestos como nos dice Jeremias. Quizas por esto no quieren que pensemos por nosotros mismos.

Saludos a todos.






posdata: Os ponemos el email de la Ministra de Kultura, para que si os animáis, mandéis un mensaje (informa.admini@sgt.mcu.es) para mostrar vuestra justa indignación por su intención de gravar el ADSL y acrecentar la brecha digital en España.