29 de Mayo, 2005


Un nuevo ataque a la libertad de expresion.

Nuevamente estamos ante un ataque a la libertad de expresión esta semana. Según podemos ver en Nauscopia de Maty en la Universidad Pompeu Fabra el profesor Francisco Caja sufrió un nuevo intento de agresión, simplemente porque defendía en una conferencia, el bilingüismo en Cataluña, siendo acusado de “fascista”, precisamente por quienes actuaban como los camisas negras de Mussolini o las SA de Hitler, es decir, los intentos de supresión física de todo aquel que no piense como ellos. Si estos individuos son los defensores de la democracia en Cataluña, esta claro que algo falla en sus mentes.

Estamos viendo en las ultimas semanas, como desde posiciones extremistas y totalitarias, se ataca a quienes ellos ven como sus enemigos porque no piensan como ellos o no son como ellos en función de sus propias cosmovisiones.

El pasado 16 de abril se intento agredir al señor Carrillo y se agredió entre otro, al profesor Santos Julia
, autor de un libro que iba a ser presentado en una librería (todos sabemos lo peligroso que es leer y que todas las bibliotecas son focos subversivos, sobre todo para aquellos que posiblemente no sepan ni leer y que se comportan como elementos totalitarios) el pasado martes 24, fue el señor Moa quien sufrio este intento de ataque a su libertad de expresión.

Mal camino llevamos si no condenamos estos intentos de eliminación del “otro”, del enemigo porque no dice lo que nosotros queremos que diga. Tenemos que condenar estos actos, impropios en una democracia, sea cual sea nuestras ideas políticas y pensemos lo que pensemos de quienes han sufrido estos atentados. En una democracia y que sepamos, España lo es, imperfecta como todas, pero lo es además de preferible a cualquiera de los “paraísos” propuestos por estos supuestos “defensores de la libertad y la democracia”, todos tenemos derecho a expresarnos con libertad.

Las leyes están para delimitar lo que es libertad de expresión y lo que pueda ser delitos, como difamación, calumnias, etc. Con ese limite, tenemos que aceptar y defender esta libertad, porque una vez que justifiquemos cualquiera de estos ataques cuando lo reciban los “otros” (sean los que sean estos) perderemos la legitimidad, al menos desde nuestro punto de vista, para criticar cuando alguien cercano a nuestros postulados (sean cuales sean estos) sufra uno de estos “ataques”.

Lo que no debemos permitir es que sea la violencia, el recurso de los débiles, quien ultraje esta libertad. En caso de no estar de acuerdo con los postulados defendidos por quien sea, se les tiene que rebatir desde el debate y el enfrentamiento de ideas, argumentos y datos, para demostrar la falsedad o no de sus argumentos, pero en ningún caso, opinemos lo que opinemos de esa persona en cuestión, la agresión física o el impedirle que se exprese en libertad.

Saludos a todos.

posdata: Os ponemos el email de la Ministra de Kultura, para que si os animáis, mandéis un mensaje (informa.admini@sgt.mcu.es) para mostrar vuestra justa indignación por su intención de gravar el ADSL y acrecentar la brecha digital en España.

Ayúdanos a salvar la filosofía. No al anteproyecto por su olvido de la filosofía como asignatura