La Geografia de la Percepcion, los anhelos personales y la legitimidad ciudadana.

Una de las ramas desde los años 60 aproximadamente de la Geografía, es lo que los geógrafos denominan como Geografía de la Percepción, como respuesta a las corrientes cuantificadoras o neopositivistas. Podemos ver una definición en el articulo de Aldo Guzmán Ramos titulado "Notas para la Historia del Pensamiento Científico de la geografía" en Revista GeoNotas (Volumen 5, Numero 2, Abril – Junio 2001, ISSN: 1415 – 0646) y que a continuación citamos "Sustenta la idea básica de que el hombre decide su comportamiento espacial, en función del medio geográfico real, más la percepción que de él tenga. El objetivo central de la Geografía de la percepción y su comportamiento, es ofrecer alternativas a la explicación de que el hombre actúa sobre el espacio como un "ser económico" (homo economicus) estrictamente, es decir, maximizando los beneficios y reduciendo los costos. Este enfoque está más preocupado por comprender el porqué de determinados comportamientos que por explicar las pautas que éstos producen en el espacio..." .

Vemos por tanto, como para el estudio de un espacio geográfico o de otras disciplinas añadiríamos, debemos tener en cuenta los elementos específicos o intrínsecos de la disciplina, pero también la percepción personal de cada uno, basada en su bagaje intelectual, completando y ampliando por tanto su "percepción" mas allá de los datos objetivos o cuantificables mas al uso.

El problema de cuando usamos la "percepción" para realizar cualquier tipo de análisis social, no solo en la Geografía, es cuando sobrevaloramos esta variable, cuando no es la principal o casi única en nuestros análisis y confundimos nuestra precepcion de algo con nuestros anhelos personales y deseos..

Traemos a colación esta rama geográfica, porque tras el Referéndum francés se han dado muchas reacciones, algunas respetuosas y otras menos con la legitima soberanía francesa que han votado en función de sus intereses. No podemos pretender dar lecciones de legitimación democrática y luego nos moleste que desde ciertos sectores se critiquen o se ridiculice lo que la ciudadanía española ha decidido soberanamente (ver nuestros artículos "La coherencia y las elección americanas" y "El Editorial del Wall Street Journal y el Presidente de todos los Españoles".)

El problema esta en que quizás muchos analistas han realizado diversos análisis planteando que el Si iba a ganar, mas que por "jugar" con datos objetivos, casi únicamente por su propia "percepción" de la realidad gala. Esto ha ocasionado que por ejemplo el señor Blanco demostrara su gran percepción sobre la ciudadanía francesa diciendo "que los franceses votaron "más pensando en el Gobierno de Francia que en el interés de aprobar una Constitución Europea" como podemos ver en ElMundo.es del día 30 de mayo. Obviamente cuando la gente vota, lo hace en función de sus propios intereses, sean cuales sean estos y no en función de los intereses de ciudadanos o políticos de terceros países. ¿Qué hubiera dicho el señor Blanco de haber dicho Bush directamente que los "españoles han votado por el miedo"? Pensamos que dichas declaraciones hubieran sido inadmisibles, de la misma forma, que se intentaron vender las pasadas elecciones europeas como un refrendo al Gobierno del señor Rodríguez Zapatero o como se esta planteando el futuro del PP a raíz del análisis de las elecciones gallegas.

Por tanto, lo que la ciudadanía de cada país vote, debe ser respetado por los responsables políticos de terceros países que no participan en dicha votación. Sin embargo, el señor Blanco, al igual que el señor Giscard d'Estaing, han demostrado, a nuestro juicio, su escasa catadura democrática, cuando defienden la idea de que como no ha salido en el referéndum el resultado que ellos deseaban, piden que se realicen referéndum hasta que salga el "Si". Es decir, que hasta que no salga lo que ellos quieren, no se aceptara dicha consulta, hasta que no salga "su" resultado ("Una opción, aunque arriesgada, sería que Francia convocara un segundo referéndum, pero ya en 2006 o 2007, con Nicolas Sarkozy como sucesor de Jacques Chirac en el Palacio del Elíseo y en el que los franceses se pronuncien no sólo sobre la Constitución sino también sobre el ingreso de Turquía en la UE. El 'padre' de la Constitución europea y ex jefe de Estado francés Valery Giscard d'Estaing aseguró antes del referéndum que, si sus compatriotas la rechazaban, sería "la única solución". Ésta sería la solución también según el Partido Socialista en España (PSOE). " en ElMundo.es del pasado día 30 de mayo).

Por tanto, parece que la ciudadanía que es quien en ultima instancia es quien otorga la confianza a los políticos y son quienes en verdad son los jefes de los políticos y de los gobernantes, cuando toman una decisión equivocada según ellos, están equivocados y no vale, teniéndose que volver a votar hasta que salga lo que "nuestros representados" estiman como bueno. No nos extraña, que desde los extremos digan que es la Europa de los burócratas y no de los ciudadanos, que no les importa nada lo que digan los ciudadanos, etc. Es decir, que están alimentando con este desprecio a la voluntad de los franceses, a fuerzas anti – sistema, nacionalistas y autarquicas, es decir, todo lo contrario de lo que debería significar la Unión Europea.

Esta claro que la solución no es obviar lo que la ciudadanía ha dicho. Si ellos no están de acuerdo con esta Constitución es la ciudadanía de un país de 25 socios. Pero posiblemente el No se repita en otros países, puede que hoy mismo en Holanda y aunque el Si haya salido entre muchos millones de habitantes, no pensamos que sea la mejor manera de elaborar una unión política, que no cuente con el apoyo unánime de todos los países miembros y de la gran mayoría de la población, para evitar futuros revisionismos o "revanchismo", que históricamente en Francia se ha dado cuando han perdido relevancia internacional, como sucedió tras la Guerra Franco - Prusiana que provocaron la anexión de Alsacia y Lorena y que este "revanchismo" como plasmación del nacionalismo galo fue una de las causas de la Primera Guerra Mundial.

Este panorama hoy día no seria posible, pero si seria plausible, que las fuerzas anti – sistema y "nacionalistas" se beneficiaran del hecho que este "Tratado Constitucional" fuera aprobado sin escuchar a los ciudadanos, por lo que no haríamos mas que alentar en el interior de la UE, a quienes la quieren destruir alegando su falta de legitimidad y eso si seria peligroso.

Saludos a todos.

posdata: Os ponemos el email de la Ministra de Kultura, para que si os animáis, mandéis un mensaje (informa.admini@sgt.mcu.es) para mostrar vuestra justa indignación por su intención de gravar el ADSL y acrecentar la brecha digital en España.

Ayúdanos a salvar la filosofía. No al anteproyecto por su olvido de la filosofía como asignatura