Los ciudadanos somos los culpables segun el señor Montilla.

¿Qué hubiera pasado si...? es una pregunta que nos podemos plantear generalmente desde la perspectiva del proceso histórico cayendo en la Historia Ficción. Pero en esta ocasión nos preguntamos ¿qué hubiera pasado si el PP hubiera propuesto la existencia de un cupo de energía con multas de superarse este? Posiblemente se hubiera hablado de un gobierno que actuaba contra los ciudadanos, que quería restringir la libertad de los usuarios, que no era esa la solución para afrontar los problemas energéticos de nuestro país, etc.

Es decir, que quienes somos culpables de derrochar energía somos los ciudadanos, ya que podemos leer en la Seccion de Economica de ElMundo.es que ”Las familias tendrán un cupo de electricidad y pagarán hasta cuatro veces más si lo superan”. Resulta que esta es la genial idea del Ministro de Industria, don José Montilla (alias el “defensor del Parlamentarismo") para evitar que haya cortes de energía y para paliar el déficit energético español, que como todo el mundo debería saber, importamos una gran cantidad de energía nuclear de nuestros vecinos franceses. Teniendo en cuenta el radio de influencia de la catástrofe de Chernobyl, sinceramente, preferimos que España tenga sus centrales nucleares con la máxima seguridad, que rezar para que las francesas no tengan un desgraciado accidente algún día, ya que además, dejaríamos de depender de la energía de terceros países.

La propuesta del señor Montilla es comparable a castigar al usuario porque en una carnicería le han colocado una carne de mala calidad y en vez de mandar una inspección de sanidad al establecimiento se la mandan al cliente. En vez de exigir mayores inversiones a las empresas eléctricas para que mejoren el servicio a sus clientes (en cualquier mercado, son los empresarios quienes se tienen que preocupar por ofrecer el mejor servicio y no los usuarios quienes tienen que ser castigados). Como decía el antiguo slogan del Ministerio de Turismo, “Spain is different”.

Suponemos que muchos ecologistas nos podrán decir que estamos matando el planeta y cosas así por defender el consumo energético. Lo admitimos, al igual que nos llamen demagogo, como un día nos denomino el Consultor Anónimo. Pero no admitimos que se nos tome el pelo.

Que se diga que somos las familias españolas, quienes además de pagar el sueldo a todos los políticos, independientemente de que estén de relleno en muchos cargos o que sean personas competentes, seamos unos “derrochadores” no lo admitimos. Nos gustaría saber, si en todas las dependencias del Ministerio de Industria se aplican a rajatabla el control energético para evitar su derroche. Nos jugamos pincho de tortilla y caña sin alcohol a que no es así, a que todas las medidas que poco menos quieren imponer a la ciudadanía, ellos no las cumplen. Nos acordamos aun, de cuando en diciembre un joven trabajador en el edificio de la Delegación del Gobierno Andaluz en Málaga casi se mata porque delante de tanto funcionario, nadie se molesto en decirle que dejase de trabajar porque no tenia ningún elemento de seguridad. Precisamente donde mas se deberían cumplir las normas de seguridad, al ser un edificio publico, se cumplían lo mismo que en otras muchas empresas. Eso sí, si a esas empresas se las descubre son legítimamente castigadas por irresponsables, pero en este caso, los culpables era una empresa subcontratada que trabajaba para la Junta. Vemos por tanto, como las leyes que exigen a sus jefes por mucho que ellos no nos vean así, son los primeros en incumplirlas. Menudo ejemplo suelen dar todos los políticos.

Señor Presidente, gobernar también es enfrentarse a las Eléctricas, es desarrollar programas para superar el déficit energético español, es valentía para o bien defender un uso masivo de energías alternativas o tener la valentía de impulsar la energía nuclear, en vez de comprársela a Francia, cuando estamos tan en peligro como si fueran nuestras centrales. Gobernar no es solo el ampliar derechos a colectivos marginados y perseguidos históricamente.

Gobernar es preocuparse porque no vuelva a haber ningún corte de luz, porque lleva este gobierno mas de un año desempeñando sus funciones y han tenido desde el verano pasado, tiempo para preparar medidas que evitasen este colapso energético. Porque muchos pequeños negocios pueden tener grandes perdidas de darse estos apagones generalizados, porque hay muchos españoles con problemas de salud que igual necesitan la electricidad para sus maquinas de oxigeno o para tomar algún tipo de medicina como aerosoles o para maquinas de respiración y no pueden estar todo un día sin energía.

No pueden decirnos a nosotros, que ahorremos energía y esa sea su solución. Sinceramente, para eso no necesitamos ningún gobierno. Incluso nosotros aceptaríamos ser ministro con todas sus prebendas con ideas como las que ha expuesto el señor Montilla. Quizás lo que pase, es que algunos se están dando cuenta que gobernar es mas difícil de lo que pensaba y que en ocasiones hay que demostrar firmeza y valentía y no solo campañas de imagen. Esperemos que el Ministro no haya hecho mas que lanzar un globo sonda, porque si lo ha dicho en serio, estaría demostrando que no puede gobernar ni gestionar ni una comunidad de vecinos.

Saludos a todos.

NO a la LOE



posdata: Os ponemos el email de la Ministra de Kultura, para que si os animáis, mandéis un mensaje (informa.admini@sgt.mcu.es) para mostrar vuestra justa indignación por su intención de gravar el ADSL y acrecentar la brecha digital en España.

Ayúdanos a salvar la filosofía. No al anteproyecto por su olvido de la filosofía como asignatura