27 de Julio, 2005


No estamos en guerra. Solo son simples asesinos.

Desde el 11 – S el presidente y lo que se conoce como “Halcones” comenzaron a hablar de la “Guerra contra el Terrorismo” o de estar embarcados en una “cruzada contra el Terrorismo”, con todas las connotaciones que tiene el termino cruzada para musulmanes y cristianos en el ambito historiográfico.

El señor Rumsfeld ha cometido muchos errores y entre los militares estadounidenses ha estado muy mal visto, porque se ha hecho con el control del Pentágono recortando mucho la autonomía de los altos mandos militares.

Sin embargo por una vez pensamos que el señor Rumsfeld ha acertado en algo, ya que gracias a Don JPQ hemos podido leer que “La guerra mundial contra el Terror ya no se lleva” haciendo referencia a un articulo del New York Times.

La idea del articulo es básicamente que se debe reformular el concepto de “guerra contra el terrorismo” para utilizar eufemismos como “lucha global contra el terrorismo”, etc.

Pensamos que es una política correcta la de modificar esta expresión, porque es precisamente darles, suponemos que de forma inconsciente una legitimación ante su “publico”. Desde el siglo XIX los terroristas anarquistas llevaban a cabo la “propaganda por el hecho”, de tal manera que buscaban propagar sus ideas gracias a la realización de atentados bien indiscriminados o bien atentando contra políticos o reyes.

Método similar era el de la secta de los “Asesinos”, chiies seguidores del “Viejo de la Montaña”, que desde su fortaleza de Alamut, llevaban a cabo asesinados “públicos” contra dirigentes musulmanes hostiles a la secta, a la Shiia o designados como “objetivos”. Salvo en el caso de Conrado de Montferrato, asesinado según dice la tradición por orden de Ricardo Corazón de León, para colocar a Guido de Lusignan en el trono de Chipre, siempre actuaron contra musulmanes. Estos “asesinos” siempre atentaban en publico, aunque fueran misiones suicidas, para atemorizar a toda la población y en especial a los gobernantes.

Si estamos hablando de que estamos en guerra contra el terrorismo y que por tanto, todo vale en esta guerra realmente les estamos dando una “legitimación” porque estamos ayudándoles a vender esa imagen de ser los defensores del Islam contra el cristianismo imperial que ha invadido Afganistán o Irak, aunque estas acciones realmente no les importe lo mas mínimo, o el apoyo del Cristianismo al Sionismo internacional que masacra a los musulmanes de Palestina, o cualquiera otra idea, o que se justifique el que cualquier ciudadano, sobre todo si parece musulmán o árabe, pueda ser sospechoso de ser un terrorista y por tanto tiroteado.
Cuanto mas vendamos esta idea de la guerra, ya que toda “guerra” necesita un enemigo y según la propaganda y la manipulación del Islamismo radical, ese enemigo no son los terroristas y si lo es el Islam, fomentándose una idea de victimismo entre sectores desfavorecidos de Asia, como podría ser el caso de Pakistán o entre ciudadanos europeos de confesión musulmana, que son sugestionables para renegar contra la sociedad que les ha acogido y en la que se han formado y convertirse en sangrientos delincuentes.

Porque eso es lo que son. No son ni mártires, ni muyahaidines, ni nada por el estilo. Son asesinos y delincuentes a los que se les tiene que perseguir, detener, juzgar y condenar, porque estamos en democracia y bajo el “imperio de la Ley” y porque si se les trata como simples asesinos, sin darles la mas mínima relevancia ideológica, les restaremos posible factor de atracción entre la población musulmanes en Europa o en otros países musulmanes. Esto no implica el que se deje de buscar elementos que puedan ayudar al desarrollo del terrorismo, para “neutralizar” estos elementos , pero siempre para reducir esos posibles “caldos de cultivo” y no para justificar estas acciones ni para defender ningún supuesto “complejo de culpa de Occidente”.

Para finalizar, debemos hacer lo mismo que se ha hecho con ETA, que es no hablar de guerra o conflicto armado, ni admitir el uso treguas o de “ejecuciones” ni nada por el estilo, para no darles esa imagen buscada, al menos en ciertos momentos de ser “gudaris” (soldados del Gobierno Vasco durante la Guerra Civil) frente a los “opresivos” estados español y francés.

De la misma forma que se ha desmontado con el tiempo esa imagen de ser “soldados” que luchan por unas ideas, para mostrarles como los asesinos que son y por tanto, delincuentes a los que hay que perseguir y juzgar, tenemos que actuar contra estos terroristas persiguiéndoles como asesinos y no hablar en clave de conceptos como guerra, cruzadas, etc. que no hace mas que darles una legitimación entre la población a la que intenta convencer con sus discursos y difundiendo sus diatribas contra todos los que no son como ellos, sea Occidente o sean gobiernos y población musulmana que no son como ellos quieren que sean, como sucede en Turquía, en Egipto o en Indonesia.

Saludos a todos.


NO a la LOE



posdata: Os ponemos el email de la Ministra de Kultura, para que si os animáis, mandéis un mensaje (informa.admini@sgt.mcu.es) para mostrar vuestra justa indignación por su intención de gravar el ADSL y acrecentar la brecha digital en España y para darle las gracias por esta "defensa" tan buena de la lectura.

Ayúdanos a salvar la filosofía. No al anteproyecto por su olvido de la filosofía como asignatura