8 de Diciembre, 2005


El Dia internacional de los Discapacitados y la Constitucion.

El pasado día 3 de diciembre, el señor presidente visito un centro para discapacitados en Leganes. No sabemos si lo hizo para conmemorar el Día Internacional de las Personas Discapacitadas, o si como apunta la editorial del diario ABC del pasado domingo 4, lo hizo para “contraprogramar” la manifestación en defensa de la Constitución que convoco el PP. Como en ocasiones pecamos de ingenuos, suponemos que ese interés por los discapacitados no tuvo ninguna connotación política.


En dicho centro, nuestro presidente, ya que nos representa a todos, dijo que la primera modificación de nuestra Carta Magna, no seria la referida al Senado o a la UE, ni la relativa a algo tan fundamental dentro de 50 años, como acabar la exclusión de las mujeres al trono, para que de este modo, doña Leonor algún día sea reina.


La primera reforma sera una modificación del articulo 49 en el cual podemos leer lo siguiente:


“Los poderes públicos realizaran una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestaran la atención especializada que requieran y los ampararan especialmente para el disfrute de los derechos que este titulo otorga a todos los ciudadanos”.


La modificación propuesta por el presidente consiste no en garantizar los derechos de los discapacitados o en proponer en vez de modificar dicho articulo, en realizar todas las medidas necesarias para eliminar barreras arquitectónicas, las cuales las podemos encontrar incluso en los mismos centros sanitarios, etc. Unicamente sera sustituir la palabra disminuido (“Que ha perdido fuerzas o aptitudes, o las posee en grado menor a lo normal.” )por discapacitados (“Dicho de una persona: Que tiene impedida o entorpecida alguna de las actividades cotidianas consideradas normales, por alteración de sus funciones intelectuales o físicas.”).


Esto lo justifico diciendo que “las discriminaciones empiezan con las palabras (...) nadie vale menos que los demás (...) debe quedar claro que los españoles que precisan atención porque no pueden desenvolverse por si solos en las actividades de la vida diaria, en el aseo, en el trabajo, en el transporte, en el ocio, no son menos que los demás. No son “disminuidos”. Son ciudadanos discapacitados, pero con iguales derechos a los demás.” (ABC, p. 18. 4 – XII – 2005).


Todo esto, que es obvio y que son deseos propios de cualquiera persona de buena voluntad, se deben concretar en hechos concretos, mas allá de las palabras o de modificar un articulo de la Constitución para que este sea políticamente correcto, pero que no se cumpla en ayudas, en normativas contra de las barreras arquitectónicas, etc.


Sin embargo en este sentido no somos especialmente optimistas, ya que este gobierno se esta caracterizando por haberse especializado en hacer “reformas” simbólicas y de igualación de derechos de todos los ciudadanos, pero que no implican nuevos gastos ni gestionar mejor los siempre escasos recursos del Estado. Es muy fácil hacer reformas de símbolos. Sin embargo, nosotros elegimos a nuestros representantes para que hagan reformar concretas y gestionen los recursos para que todos vivamos mejor y aquellos que por diversas circunstancias están socialmente apartados, como los discapacitados, mejoren su calidad de vida.


Esta muy bien cambiar el termino con el que se les haga referencia, pero que aquellos discapacitados que hayan sido autónomos antes de quedarse en esa situación, sigan teniendo una pensión miserable, como por otra parte, suele ocurrir con muchos empresarios autónomos, que por desgracia son “empresarios” (seres malvados que no hacen mas que explotar al trabajador) pero que ni son dueños de grandes empresas ni nada por el estilo. No olvidemos que España esta llena de empresarios y de autónomos, desde el simple panadero o el dueño de un quiosco de prensa o cualquier dueño de un pequeño negocio.


Es decir, que cuando se modifique la Constitución en esta linea, no se tendrá que realizar nuevas partidas presupuestarias para que todos los discapacitados tengan mejores condiciones de vida, porque parece que para el señor presidente, lo importante son las palabras y no llevar a cabo medidas practicas y concretas contra esta desigualdad. Si como dijo, esta se inicia con las palabras, llevar a cabo decisiones concretas sera lo ultimo.


Por esta razón no somos especialmente optimistas, porque es muy fácil hacer campañas populistas o demagógicas cuando no se tiene que tocar el presupuesto ni los siempre escasos bienes del estado. Sin embargo, socialmente son muy positivas al dar réditos electorales.


A modo de conclusión, nos tememos que aunque se modifique la letra de la Constitución, no se aumentaran las partidas necesarias para mejorar el nivel de vida de los discapacitados. Eso si, los titulares nos mostraran a un gobierno comprometido con todos.


Esperemos que la preocupación por los discapacitados no sean similares a la preocupación que mostró el Ejecutivo hace unos meses para fomentar que los españoles dejen de fumar. Nos tememos que los productos ortopédicos, auditivos, visuales, etc. no sean gravados con un nuevo impuesto, como si se hizo con el tabaco, para que al aumentar su precio, no se fumase.


Otro día, escribiremos sobre el apoyo real de la administración hacia los discapacitados.


NO a la LOE

Saludos a todos

posdata: Os ponemos el email de la Ministra de Kultura, para que si os animáis, mandéis un mensaje (informa.admini@sgt.mcu.es) para mostrar vuestra justa indignación por su intención de gravar el ADSL y acrecentar la brecha digital en España y para darle las gracias por esta "defensa" tan buena de la lectura.

Ayúdanos a salvar la filosofía. No al anteproyecto por su olvido de la filosofía como asignatura