10 de Diciembre, 2005


Edurne Uriarte y sus particulares opiniones.

Periódicamente tenemos personajes que investidos de la “Verdad Absoluta”, pontifican sobre quienes escribimos en Internet. Leyendo Vida de un Consultor, hemos leído su opinión sobre la columna realizada por la profesora Uriarte, el pasado día 9 de diciembre en Expansión, titulada “Refugio de Indeseables”. Como nosotros también somos profesores y la profesora Uriarte realiza un articulo de opinión y no académica, en vez de este tratamiento, la llamaremos señora. demostrando un respeto que ella no otorga.


Entre otras lindezas dice: “Y lo peor no era el contenido, vulgar y de ínfima calidad intelectual, sino el otro mal de la red, el anonimato. El tipo, o la tipa, tenía la desfachatez de ocultarse bajo un seudónimo, lo que da idea de su ralea, la de uno de tantos y tantos indeseables que se mueven libremente por la red y expelen sus exabruptos ante el regocijo general (...) "se ha convertido en refugio de sinvergüenzas e ignorantes que jamás pasarían los controles democráticos y éticos de un solo medio de comunicación digno o de un centro educativo o de cualquier organización democrática. Una parte significativa de esos internautas, comenzando por todos los comunicantes anónimos, serían rechazados sin el más mínimo pestañeo por todos ellos. En primer lugar, por el nivel intelectual. Pero, sobre todo, porque no cumplen una buena parte de principios democráticos, incluidas algunas leyes. [...] Y ahí están, felices y exultantes, todos los botarates, fanáticos y desequilibrados del mundo que han encontrado un lugar en el que se han eliminado todas las reglas de admisión y de convivencia, incluidas las de las sociedades democráticas". (enlazamos directamente a Vida de un consultor, ya que el articulo es de acceso restringido).


Es decir, que todos los que escribimos con un pseudonimo somos unos “indeseables, sinvergüenzas, ignorantes, entre otros epítetos “cariñosos” ya que suponemos que esta profesora, en vez de participar y de impartir docencia en columnas periodísticas y tertulias radiofónicas, perderá su tiempo en vigilar Internet y en dar carnet de demócratas según se escriba lo que a ella le gusta o no.


Hace unos meses, la señora Carmen Rigalt realizo una serie de afirmaciones donde nos igualaba a los editores de bitácoras, con los periodistas, ya que mientras que nosotros no pretendemos ser parciales, la inmensa mayoría de los columnistas pretender una independencia falsa, puesto que todos sabemos a que “amos sirven” y quienes les pasan los cheques.


La señora Uriarte, que sabe de persecuciones, eso no se lo podemos negar, debería saber el por que muchos tenemos que recurrir a los pseudonimos, que por cierto, muchos periodistas y escritores han tenido que usar para evitar represalias, como magistralmente expreso Woody Allen en una de sus primeras películas. Sobre todo quienes trabajamos en la administración publica, debemos tener cuidado a la hora de expresar nuestras criticas o planteamientos políticos, no sea que se pueda sufrir algún tipo de represalia.


Si es cierta la situación política que se denuncia desde la emisora donde ella colabora, de represion cultural e ideologica, debería comprender como quienes somos criticos por naturaleza con el Gobierno, sea cual sea el color de este, debamos recurrir a los pseudonimos. Si se pretende cerrar una emisora de radio, que no podran hacer contra simples ciudadanos que nos atrevemos a opinar de forma alternativa al Gobierno.


Esto mismo sucede en un ámbito donde debería defender la critica y como suponemos que sabe la señora Uriarte como es la Universidad, donde te juegas la beca o incluso la cátedra si criticas una determinada opción política o de gobierno. Para los malpensados no nos referimos a la cátedra de la señora Uriarte y si a catedráticos que por defender la LOU, estuvieron a punto de perder sus cátedras al denunciarse algún tipo de irregularidades.


Sin embargo, esta señora que de Internet debe de saber mas bien poco, critica a todos los que usamos pseudonimos o anónimos. Cierto es que miserables los hay en todos los lados, incluyendo en los que leen o editan bitácoras. De la misma forma que hay periodistas o catedráticos miserables, ya que el hecho de ser periodista o catedrático no te da una superioridad moral o ética, siendo personas con virtudes y defectos como cualquier ser humano, se sea catedrático o se sea simple peón, salvo que quien escriba tenga un gran sentimiento clasista y considere que un albañil no es una persona tan digna como otra.


Desde el campo del periodismo, no es precisamente desde donde mejor se puede dar lecciones ni de moral ni de ética, ya que muchos periodistas de postín, participantes asiduos de tertulias o columnas, sabemos que están vendidos a alguno de los poderes mediáticos que hay en este país por desgracia, como escuchamos, leemos o vemos de forma habitual cada día. Sin embargo, nadie llama miserables, sinvergüenzas a muchos periodistas, que antes de que hagan uso de su libertad de expresión, sabemos cuales serán sus opiniones, porque son las expresadas por sus amos mediáticos y / o políticos.


Tampoco llamamos ignorantes a muchos periodistas o colaboradores de los distintos medios, que sirven tanto para hablarte de la evolución de sus respectivas áreas de conocimientos, de la economía española, de la situación política en Irak o de cualquier tema, porque parece que son expertos en cualquier materia, aunque quienes hemos pasado y salido titulados de una facultad, sabemos que nunca podremos ser expertos mas que en una parcela de nuestra disciplina, menos aun ser expertos en cualquier campo de conocimiento o de opinión.


La señora Uriarte tampoco demuestra ser especialmente demócrata, al menos en nuestra modesta opinión, cuando expresa que todos nosotros, no somo precisamente demócratas. Nos duele mucho escribir lo siguiente, pero cuando expresa “ sobre todo, porque no cumplen una buena parte de principios democráticos” nos recuerda precisamente a quienes la criticaban y la calificaban de ser española o de no ser una buena vasca por sus opciones ideológicas y que implico finalmente un grave atentado contra su vida, que no solo fue un ataque a una persona, condenable intrínsecamente en su esencia, sino un ataque a una institución libre y que debe ejercer la critica, como es la Universidad.


Para finalizar, lo mismo que expresa la señora Uriarte sobre Internet, lo podríamos aplicar a muchas tertulias, con botarates que hablan como papagayos, opiniones miserables expresadas por personas en teoría con cierta cualificación pero que hablan como simples lectores de bitácoras anónimos. Por cierto señora Uriarte, si alguien comete un delito, basta con ir a la policía y denunciarlo a la sección de delitos informáticos, ya que ellos tienen medios para seguir la pista a ciertas personas por muy anónimas que sean. Otra cosa es que tengan cosas mas importantes que hacer, como seguir la pista a terroristas o a pedofilos, en vez de seguirsela a quien la haya difamado o calumniado.


Al hablar de miserables, botarates, sinvergüenzas, etc. suponemos que también se referirá a todos los lectores y editores de bitácoras liberales y de derechas, ya que en estas sus autores también recurren al uso de pseudonimos. No olvidemos que la mayoría de las bitácoras en este país son de tendencia de centro – derecha y liberales y que muchos de sus editores o colaboradores usan pseudonimos porque ellos lo han visto conveniente.


Sabemos que la ignorancia es la madre del atrevimiento y en cuanto a Internet, usted es una ignorante en grado sumo. Mucha gente no da sus datos personales por motivos de seguridad, bien sea para evitarse represalias de algún tipo o porque no desean que ningún desequilibrado o indeseable, que los hay, tenga acceso a esos datos privados. Pero de ahí a descalificar a todos nosotros, hay un gran paso. Mas aun, cuando se ha caído en una descalificación “ad hominem” que no pensamos que sea propia de una persona con la teórica cualificación de la señora Uriarte. Estos argumentos son mas propios de personas sin excesivo bagaje cultural o que se dejan llevar por sus emociones en vez de por la razón. De profesor a profesor (además de usar pseudonimo, hemos logrado ser docente en un sistema democrático), si es esto ultimo lo que enseña a sus alumnos, mal servicio hace a la sociedad.


Si en algo se siente herida y desea tomar acciones legales pero no sabe contra quien al usar pseudonimo, mande un email a wallenstein77@gmail desde su dirección institucional, no sea que alguien quiera usurpar su identidad, de tal manera, que tanto en Internet como en la vida real, se puede usurpar la personalidad de alguien y le remitiré los datos precisos.

ENLACES RELACIONADOS.

Canal Nou, la manipulacion de los medios publicos y el No al Canon de la Television Publica.

Edurne Uriarte sobre el anonimato.

El Diario Vasco se lanza a la aventura de las Bitácoras.

Las bitacoras de El Mundo y sus columnistas.

Los "amigos invisibles" el control de los medios y editores de bitácoras.

Los asesinatos de la tele, los juegos y el ajedrez.

Los blogs segun Carmen Rigalt.




NO a la LOE

Saludos a todos

posdata: Os ponemos el email de la Ministra de Kultura, para que si os animáis, mandéis un mensaje (informa.admini@sgt.mcu.es) para mostrar vuestra justa indignación por su intención de gravar el ADSL y acrecentar la brecha digital en España y para darle las gracias por esta "defensa" tan buena de la lectura.

Ayúdanos a salvar la filosofía. No al anteproyecto por su olvido de la filosofía como asignatura