La defensa de la Libertad de Expresion frente a la Libertad Religiosa y la Hipocresia.

Debido a nuestros compromisos profesionales y por diversas cuestiones técnicas y personales, apenas me he podido conectar en estas tres ultimas semanas. Tampoco hemos podido seguir muy al día (a diferencia de hace unos meses afortunadamente por otro lado) la actualidad, aunque en la medida de lo posible hemos intentado estar al día de la llamada "polémica de las caricaturas". Por tanto, el presente articulo es un conjunto de pequeñas reflexiones a lo largo de estos días, pero sin estar sistematizadas. Dejaremos a nuestros lectores que valoren o no la pertinencia de las mismas.

En primer lugar, debemos expresar que dichas caricaturas nos han parecido una falta de respeto, opinando lo mismo que de otro tipo de caricaturas o actos irreverentes hacia otras religiones. Pero esto no debe justificar de ninguna manera el linchamiento tanto mediático como literal, que algunos están haciendo hacia Europa. Que no nos gusten esas caricaturas, no quiere decir por tanto, que estemos justificando esos actos de barbarie y pensamos que los países que los están sufriendo, deberían tomar todas las medidas necesarias para proteger su suelo nacional (no olvidemos que una embajada es parte del territorio del estado al que pertenece).

Nos gustaría conocer la actitud de algunos, de haber sido objeto de caricaturas de este tenor el Papa, Jesucristo, la Virgen, etc. No debemos olvidar, que los creadores hace un par de años, de un juego de ordenador donde se cometía la irreverencia de reírse de la Semana Santa Sevillana, de forma macabra, fueron condenados a dos años de cárcel si la memoria no nos falla.

Que estamos ante mucha hipocresía es cierto. Muchos "opinadores" están reduciendo la importancia de estas caricaturas y sobrevalorando el fanatismo de estas masas irracionales. Fanatismo que también hay dentro de cristianos que ponen bombas en clínicas abortistas o que matan a médicos que practican este tipo de operaciones, o que matan en el corazón de Europa a católicos o protestantes, recordando a las guerras de religión que desangraron Europa en la Alta Edad Moderna.

Pero es aun mayor la hipocresía y el cinismo de muchos musulmanes que no solo condenan estas caricaturas (lo cual es legitimo en nuestra modesta opinión, que critiques algo que no te gusta) sino que están participando en actos violentos, que demuestran el poco respeto que tienen hacia los demás. Respeto que por otro lado, si lo hay en Europa o en EE.UU. como pudimos ver en los horrendos actos del 11 - S, del 11 - M en el corazón de nuestro país o en el 7 - J.

Que sepamos, no hubo manifestaciones de protestas ni actos generalizados contra la población musulmana ni se "decreto" la caza al "moro mierda" para referirse a la comunidad musulmana en general. Que sepamos, no hubo esos actos de caza, que tanto le hubiera gustado a sectores marginales de la sociedad de los tres países y de las tres ciudades que sufrieron el brutal zarpazo de este terrorismo, que se justifica en la obra del Profeta.

Tampoco que sepamos, hubo manifestaciones de protestas en los países, donde se asaltan las legaciones diplomáticas europeas, ni se denuncio desde esos países, que las cuatro grandes escuelas jurídicas del Islam, que son las que interpretan la Sharia que tanto les gusta defender e intentar extender, prohíben que se dañen a los civiles y no combatientes. Sin embargo, algunos ulemas, yendo contra la doctrina de estas grandes escuelas, proclamaron fatwas donde se justificaban y se defendían estos salvajes actos contra personas que no habían ofendido ni al Islam ni al Profeta.

El otro día, un musulmán, decía que estas caricaturas forzaron la reacción de todo buen musulmán (se entiende que solo ellos son buenos musulmanes) contra quienes habían realizado las caricaturas. Si hubiera habido una reacción similar en New York, Madrid o Londres, posiblemente la población musulmana hubiera sufrido un progrom similar al de la Noche de los Cristales Rotos en la Alemania Nazi o los que periódicamente se daban en la Rusia Zarista.

Sin embargo en estas tres democracias, donde se permite que todo aquel exprese sus opiniones, aunque en ocasiones bordeen la legalidad, como sucede en Londres, Paris y casi todas las grandes ciudades europeas, con imanes y periódicos donde atentan contra los mas sagrados principios defendidos por los países donde han sido acogidos, no se dieron esos actos salvajes. Desde los gobiernos se pidió respeto a la comunidad musulmana y que no se confundieran el Islam con asesinos, que no representaban a esta religión.

Esto contrasta con la actitud de ciertos países, como Siria o Irán entre otros, donde están permitiendo por su omisión, cuando no por acción encubierta estos actos. Es inconcebible que en una dictadura como Siria, país de todos sabido respetuoso de forma profunda con los derechos humanos, no se conozca las intenciones de atacar las legaciones.

Por otro lado, no debemos olvidar que los ataques en Líbano y en Siria, se han realizado en terreno donde los servicios de inteligencia iraní y Hezbollah actúan casi como equipo local. Es de reseñar, que Hezbollah en Líbano, actuaban como un estado paralelo al libanés, financiado con el dinero iraní, teniendo una gran red de asistencia sanitaria y social, la cual los iraníes, no podían disfrutar en su país, aunque la financiara Teherán.

No es baladí por otro lado, que tanto Siria como Irán están sufriendo una fuerte presión internacional y que el hecho que Hamas haya desalojado de forma sorprendente a Al Fatah del poder, esta radicalizando al antiguo partido en el poder. Es curioso que fue poco después de realizarse la sorpresa de Hamas, comenzaron los ataques a sedes de la UE, no tanto por las famosas caricaturas realizadas meses atrás y quizás si por la exigencia de la comunidad internacional del abandono de las armas y el reconocimiento de Israel.

Todos sabemos que la mejor manera de evitar problemas internos y de cohesionar a un país atacado, es buscarse un enemigo en el exterior y un "casus belli" para que la ciudadanía, en vez de actuar de forma individual y critica, actúen como una masa irracional. Lo mismo que realizo Francisco Franco con sus actos de desagravio en la Plaza de Oriente, con el apoyo incondicional de una Iglesia española que no aceptaba la mas mínima libertad ni disidencia y que parece que por solidaridad, o para evitar que las próximas caricaturas sean contra el Vaticano, parece que están criticando el que se hayan realizado, por atentar contra la religiosidad de cada cual.

Para ir concluyendo, en una democracia, la Libertad de Expresión es tan importante, cuando no mas, que la Libertad de Culto. La Libertad de Expresión es algo básico en una democracia. Algún político, como se puede interpretar de la famosa carta del señor Rodríguez Zapatero en el Herald Tribune, puede tener la tentación de reducir esta Libertad, por respeto, cuando no miedo quizás, a reacciones violentas. Por cierto, quienes reaccionan con violencia, como esta sucediendo, no hacen mas que perder las razones y cualquier legitimidad que pudieran tener a la hora de realizar sus reivindicaciones.

Sin embargo, si aceptamos que por alguna razón, se nos restringa alguna de las libertades básicas en una democracia, nos costara volver a recuperar nuestros derechos y libertades, como ya hemos expresado en múltiples ocasiones. Si en este momento aceptamos que ciertos temas no se puedan tocar en una democracia, por respeto, estamos permitiendo que sean los políticos en el poder quienes acaben por controlar a los medios. Estaremos por tanto ante el riesgo, que algún día, la Libertad de Expresión no sea mas que una frase hecha, por la cual, nadie pueda ejercer la legitima critica y denuncia del poder de turno. Esto seria el sueño hecho realidad de cualquier político en el poder, una prensa muda por exceso de respeto.

Si un medio realiza una caricatura ofensiva hacia alguien, o un articulo que exprese algún tipo de odio, en una democracia lo que hay que hacer es denunciarlo ante los tribunales. Es el Poder Judicial quien tiene que interpretar las leyes y quien debe decidir si algún articulo pueda atentar contra el honor de una persona o un colectivo y si es constitutivo de algún tipo de delito, que se tomen las medidas adecuadas. Pero si estamos dispuestos a negociar estos principios, sea ante los extremistas musulmanes, o hacia cualquier otro colectivo, estaremos hiriendo de muerte a la democracia.

Por tanto y sin creer en la llamada Alianza de las Civilizaciones (tampoco creemos en el choque de civilizaciones) lo que hay que hacer es denunciar cualquier acción violenta, sin justificar o mantener una postura comprensiva hacia estos ataques. Quien asalta una embajada y la quema, en nombre de Mahoma o del Islam, esta haciendo mas daño por su fanatismo a la religión que dice profesar y seguir, que los autores de las caricaturas.

Quienes exigen a Dinamarca que pida disculpas por los dibujos, cuando no ha sido el pueblo danés ni su gobierno quien los ha realizado, debería pedir perdón por todos los atentados realizados por musulmanes y donde se han cometido todo tipo de crímenes. Sin embargo, nosotros no vamos a exigir a todo el pueblo musulmán a que pida perdón, porque no es el pueblo musulmán sino una parte muy concreta, la que actuando contra la Sharia, que tanto dicen defender, cometen actos brutales. En eso nos diferenciamos de esos fanáticos. En este caso y aunque solo sea de manera testimonial, nos consideramos daneses.

Saludos a todos.

ENLACES RELACIONADOS:

Preguntas para los que preguntan al Presidente del Gobierno (Noches Confusas en el Siglo XXI )

ALIANZA DE CIVILIZACIONES (Diencefalo).

El doble rasero (Guerra Eterna).

  La provocacion (Guerra Eterna).

Cómo defender la libertad sin publicar las caricaturas (Guerra Eterna).

Espiral de fanatismo. (La Huella Digital)

Reconquistas religiosas, musulmanas, cristianas, catalanas... (Europolis).

Gustavo de Arístegui, a Nuevo Digital: "Quienes piden perdón por las caricaturas están pidiendo perdón por ser occidentales y vivir en sociedades libres" (Nuevo Digital).

Un joven asesina en Turquía a un sacerdote católico al grito de "Alá es grande"; el primer ministro turco pide "tranquilidad" y "moderación". (Nuevo Digital).

Apacigua que algo queda (La Trinchera).

Umberto Eco y la actualidad de las Cruzadas (Una Temporada en el Infierno).

La guerra de las caricaturas de Mahoma se urdió en la Meca (Una Temporada en el Infierno).

Europa, el Islam y las guerras civiles por venir (4) (Una Temporada en el Infierno).

ZP / Putin: de Madrid al Cielo (nuclear).Teherán: concurso antisemita sobre Holocausto (Una Temporada en el Infierno).

Hitler al servicio de Mahoma (Europolis).nes de un M

Caricaturas de Mahoma: ¿por qué ahora? (Sonia Blanco).odernista

Ayúdanos a salvar la filosofía. No al anteproyecto por su olvido de la filosofía como asignatura     

http://noalaloe.sialafilosofia.org/