La culpa es siempre de los profesores

Ayer en el diario El Mundo venia un interesante articulo de opinión del delegado provincial en Málaga de APIA (Asociacion de Profesores de Instituto de Andalucia) en el cual se expresaba algo que ya habíamos denunciado hace algún tiempo. La idea principal de dicho articulo de opinión es que como todos los indicadores muestran que el sistema educativo en España es tercermundista, quienes han creado y apoyado este caos, necesitan un "cordero expiatorio", para que no se queden sin sus jugosos sueldos estos ideólogos educativos.


Que colectivo mejor que el de los docentes, para que sean sacrificados en vez de estos asesores, que posiblemente muchos no hayan dado nunca clase en la ESO, pero se atreven a los profesionales a decirnos como tenemos que desarrollar nuestra practica profesional día a día. Según dicho articulo, estos "expertos de torre de marfil" ayudados por muchos paniaguados de los sindicatos, que como están liberados, se han olvidado del mundo real, dicen que no tenemos el bagaje metodológico para dar clase de forma adecuada. Su solución que los maestros, que como todo el mundo sabe son los mejores profesionales de la docencia, se ocupen también del segundo ciclo de la ESO.


Decimos que podría ser, porque a primero de la ESO, nos llegan muchos alumnos que no saben ni leer, ni saben sumar ni las cuatro reglas de las matemáticas y que por tanto, como podemos enseñar a los niños en Secundaria los conocimientos que tenemos que desarrollar, si un niño no sabe ni leer ni comprender lo que lee. Esta es la solución de los supuestos expertos y de los paniaguados sindicalistas liberados. Por tanto, no solo no se mejorara el nivel si los maestros, que no tienen la habilitación a día de hoy, para impartir clase en Secundaria, son quienes tienen que enseñar en el segundo ciclo de la ESO.



Quizás este argumento se haya visto reforzado por la llegada al Ministerio de Educación de una profesora universitaria. De todos es sabido que el fracaso de la Universidad española no es de los profesores, que en muchos casos solo saben investigar y ni se preparan sus clases magistrales, ya que sus apuntes de todos los años mas parecen paginas amarillas por el uso, que folios. Si los profesores de secundaria no estamos calificados para dar clase y tenemos que pasar una perdida de tiempo como es el CAP (Certificad de Aptitud Pedagógica) en buena lógica, menos preparados estarán los profesores universitarios que ni han tenido que pasar por este tramite. Luego algunos dan las clases que dan y solo unos pocos, de verdad enseñan y transmiten conocimientos.


Teniendo en cuenta que era una arbitrariedad para mantener las plazas de antiguos profesores, la figura del maestro adscrito en el primer ciclo de la ESO, la cual según se fueran jubilando, tendría que desaparecer, se aprecia que podría ser la solución ideal. De la misma forma que un licenciado no puede dar ni presentarse a las oposiciones de maestro, por muy bien preparado que tenga los contenidos, no es de recibo, que un maestro, sin los conocimientos científicos y académicos se ocupen de un nivel superior. Este argumento que puede sonar a corporativismo podría desmontarse si todos los alumnos que llegan a Secundaria, supieran leer de forma perfecta, pudieran manejarse con lo básico en matemáticas, etc. Pero cómo podemos dejar a quienes no son capaces de enseñar lo mínimo a sus alumnos, que den clase en un nivel superior y con conocimientos científicos que están lejos de un maestro que además de su diplomatura, no tenga una formación adicional en otras áreas.


La única explicación, es lo que venimos diciendo desde hace mucho tiempo, es decir, que lo único que le interesa a cualquier político que se ocupe de la Educación y de la Enseñanza, que los jóvenes sean lo mas iletrados, estupidos e incompetentes que se pueda, no sea, que el día de mañana nos encontremos a una juventud preparada, critica y que sea capaz de movilizarse contra las arbitrariedades de los políticos gobernantes. Sin embargo estos señores políticos no se dan cuenta, que para que les arreglen el día de mañana sus BMWs oficiales o cualquier de los productos que compran, necesitaran técnicos que sepan leer e interpretar el manual de reparaciones y eso, dudamos que lo sepan hacer las futuras generaciones, a pesar del esfuerzo improbó de tantos sufridos docentes.


El problema es que además de los políticos y sus supuestos asesores, que además de dar clase de pedagogía o didáctica en la Universidad complementan sus siempre míseros sueldos con las labores de asesoramiento, en este barco están quienes se deberían preocupar de defender los intereses de los trabajadores de la enseñanza en Secundaria, es decir de los profesores, al menos de los afiliados a esos sindicatos. Sin embargo, parece que prefieren venderse a las subvenciones del Estado, en vez de estarse ganando las cuotas de sus afiliados, sobre todo, si son sindicatos muy vinculados a ciertas fuerzas políticas. Así nos va la enseñanza en nuestro país, con niveles en Secundaria, que se daban hace veinte años a niños de menos de diez años, bajando cada día mas el nivel académico y de exigencia. Luego nos sorprendemos que la Kultura en este país sea El Koala y que se considere intelectual a un señor como Ramoncin.

ARTICULOS RELACIONADOS:



La Formacion de los Profesores. (El Mundo, 26 - V - 06)



El derecho a manifestarse y la LOE.



"Un libro para entender" de Gregorio Salvador.



Las Humanidades.



Conversaciones entre los defensores de la Filosofia y el MInisterio



"Ayuda a defender la Filosofia con tu apoyo".



En defensa de la Filosofia



Manifiesto sobre la Reforma Educativa.



La idealizacion de la Democracia y el analisis critico.



En defensa de la Filosofia II



La educacion, los politicos y el arreglo de coches oficiales.


NO a la LOE

Saludos y Buena Suerte.


posdata: Os ponemos el email de la Ministra de Kultura, para que si os animáis, mandéis un mensaje (informa.admini@sgt.mcu.es) para mostrar vuestra justa indignación por su intención de gravar el ADSL y acrecentar la brecha digital en España y para darle las gracias por esta "defensa" tan buena de la lectura.

Ayúdanos a salvar la filosofía. No al anteproyecto por su olvido de la filosofía como asignatura